Diario Sur

«Las amenazas de los nazis no me quitaron las ganas de escribir esta novela»

Clara Sánchez, autora de ‘Cuando llega la luz’.
Clara Sánchez, autora de ‘Cuando llega la luz’. / SUR
  • Clara Sánchez, escritora. Tras el éxito de ‘Lo que esconde tu nombre’, la autora retoma a los personajes y esta intriga de trasfondo nazi en ‘Cuando llega la luz’

Sandra recibe una nota y sus latidos se aceleran. Es una amenaza. Cuando reacciona, sabe lo que tiene que hacer, ir a buscar a su amigo Julián. Con él todo empezó y con él debe acabar. Este es el inicio de ‘Cuando llega la luz’, la continuación de ‘Lo que esconde tu nombre’, con el que la escritora Clara Sánchez recibió el premio Nadal 2010, con más de un millón de lectores. Una novela con base real, cuando los nazis se refugiaron en la localidad alicantina de Denia. La presentación de esta intriga será esta tarde, a las 19.00 horas, en la librería Fnac de Málaga.

–Cuando escribió ‘Lo que esconde tu nombre’, ¿ya iba enfocada a una segunda parte o es algo que decidió tras su éxito?

–Seguir con la historia fue una tentación. Había cosas que me apetecía desarrollar. Por ejemplo, la relación de Sandra con su ex pareja Santi, o cómo Julián finalizaba su ajuste de cuentas con el carnicero de Mauthausen.

–Recibió algunas cartas intimidatorias por parte de grupos nazis tras su publicación, ¿en esos momentos pensó que una segunda parte no sería posible?

–Sí, hubo una serie de mensajes intimidatorios y acontecimientos desagradables por parte de gente que había reconocido algunos personajes de la novela. Eso no es que me quitara las ganas, pero creí que era mejor que corriera el tiempo, aunque siempre dejé la puerta abierta.

–‘Cuando llega la luz’ continua después de un año y medio, tiempo en el que los personajes de Sandra y Julián han evolucionado, ¿en qué aspectos?

–Sandra es más madura ahora. La vida le cambia después de tener a su hijo. Julián se encuentra con que el descubrimiento de la hermandad es solamente la punta del iceberg. Ahora está ante otro reto más peligroso. El personaje llega a una cierta pérdida de escrúpulos.

–En la nota de la autora dice que escribió ‘Lo que esconde tu nombre’ porque en el fondo sentía que usted era Sandra y Julián representaba la figura de su padre. ¿Puede darme más detalles sobre eso?

–La figura de Julián está muy basada en mi padre. En cosas como la fragilidad física o incluso el color de las camisas. En el caso de Sandra, digamos que ella es como yo era. Cuando me fui a vivir a Denia en los años 80, yo también estaba embarazada y me quedé sorprendida, como ella, al descubrir el refugio de los nazis.

–La nueva generación nazi cobra fuerza y ellos toman el relevo de los octogenarios del primer libro, ¿es el hilo conductor de la novela?

–Claro. Los lectores se van a encontrar en primera fila el relevo de esos viejos nazis, que son los cachorros, lo que estaban alrededor de los veteranos. Esto ha pasado en la vida real, en estos años hemos visto como en Europa se han hecho fuertes los partidos de ultraderecha y neonazis.

–Usted sostiene que el amor mueve el mundo, pero también la traición. ¿Detrás de esta novela se esconde una lección sobre la traición?

–En el nexo de la trama, que es muy vigorosa, está la traición. Personajes que jamás pensaríamos que fueran a traicionar, lo acaban haciendo.

–¿Qué tiene la segunda parte que no tuvo la primera?

–Hay más acción y violencia. En la primera era el descubrimiento de la trama, pero en la segunda es más una cuestión de resolver una situación.

Temas