Diario Sur

El Museo Picasso renueva a Lebrero como director por otros tres años

Bernard Ruiz-Picasso y José Lebrero, ayer tras anunciarse la renovación. :: paula hérvele
Bernard Ruiz-Picasso y José Lebrero, ayer tras anunciarse la renovación. :: paula hérvele
  • La consejera de Cultura no especifica las condiciones del nuevo contrato al considerarlo una cuestión «privada»

En esta ocasión no apuraron hasta el último día ni firmaron un acuerdo por sólo 12 meses, como sucedió hace un año. Ahora, la decisión se ha sabido tres semanas antes de que expirara el contrato. El Museo Picasso Málaga (MPM) cerraba ayer la renovación en el cargo de su director artístico, José Lebrero, por otros tres años, decantándose así por una relación a más largo plazo.

Tal y como adelantó este periódico (SUR, 12-9-2016), la institución había ofrecido la renovación a Lebrero. Quedaba su respuesta formal y ésta ha sido afirmativa. La decisión la anunciaban ayer la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, y el presidente del Consejo Ejecutivo del MPM, Bernard Ruiz-Picasso. Ambos se felicitaron por la continuidad de Lebrero, pero ninguno quiso especificar las condiciones del nuevo contrato, más allá de su duración temporal.

«Hemos valorado muy positivamente la marcha del museo a lo largo de todos estos años. (...) Es un contrato por tres años y básicamente las condiciones permanecen. Estas cosas están en la esfera privada de la propia persona, pero globalmente las condiciones permanecen. (...) Hay cosas en las que por respeto personal no voy a entrar. Cuando un contrato se firma es porque las partes firmantes han llegado a ese acuerdo y por tanto se considera el mejor. No estoy diciendo que se vaya a rebajar nada ni a incrementar nada», dijo la consejera.

Lebrero llegó a la dirección del MPM en 2009. Entonces firmó por tres años y en 2012 se anunció su renovación por el mismo periodo, eso sí, con una rebaja salarial superior al 20%. Hace un año, la relación del gestor con la pinacoteca se ampliaba, el mismo día que expiraba su contrato, por otros 12 meses. En todo este tiempo, la Junta de Andalucía ha defendido que el Museo Picasso no tiene obligación de hacer públicas las retribuciones de sus directivos porque la institución está gestionada por una fundación de naturaleza privada. Es la diferencia esencial respecto a entidades como el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, el Patronato de la Alhambra y la Fundación Barenboim-Said, todas ellas dependientes de la Junta, que sí hace públicos los sueldos de sus respectivos directores.

Nuevo patrocinio de Caixabank

En este sentido, el MPM tiene como principal sostén económico la asignación presupuestaria de la Junta de Andalucía (4,37 millones de euros tanto este año como en 2015); sin embargo, Aguilar defendió ayer que la retribución de Lebrero responde al ámbito de lo privado.

«Me alegro mucho de que el consejo hayan tomado la decisión de renovar el contrato del director artístico. Estoy muy contento de que el contrato continúe por los tres próximos años con la misión de siempre mejorar nuestros servicios, nuestra capacidad, mirar el arte cómo se está planteando en el siglo XXI. Es una tarea importante y me alegro de que vayamos a poder continuar conjuntamente», manifestó Bernard Ruiz-Picasso.

Además, los rectores del MPM tuvieron ayer otra alegría: la renovación del acuerdo de patrocinio con la Obra Social La Caixa y Caixabank por el que la entidad aportará 50.000 euros para promover actividades culturales y de integración social.