Diario Sur

El concejal Mario Cortés probó ayer el nuevo sistema. :: salvador salas
El concejal Mario Cortés probó ayer el nuevo sistema. :: salvador salas

La Alcazaba se pone las gafas del futuro

  • El sistema, que está desarrollado por la empresa malagueña VRestudio, será gratuito durante tres meses y se plantea ampliarlo a otros espacios culturales

  • Un proyecto piloto permite a los visitantes experimentar un recorrido nocturno por el monumento mediante realidad virtual

Cada vez que la Alcazaba organiza actividades nocturnas, el monumento cuelga el cartel de 'no hay billetes'. Pero estas actividades sólo se pueden realizar en verano y bajo unas condiciones restringidas. Por eso, cuando se planteó aplicar la realidad virtual al palacio árabe no tardaron en concluir que la mejor opción era ofrecer a visitas nocturnas con esta tecnología. Un proyecto pionero que ayer se hizo realidad... sin dejar de ser virtual.

Dos gafas de realidad virtual esperan a los visitantes en el Patio de Arcos Lobulados, donde se puede acceder a este servicio de forma gratuita. Las grabaciones, que se han realizado con 14 cámaras que filman a la vez, ofrecen durante cuatro minutos imágenes panorámicas de 360º desde los diferentes miradores, puertas, jardines y espacios más significativos de la Alcazaba, lo que permite observar cualquier perspectiva del monumento y sus privilegiadas vistas nocturnas sobre el 'skyline' de la ciudad.

La sensación de realidad de esta experiencia virtual es profundamente sensorial, ya que permite al usuario girar y observar en detalle cada perspectiva y escuchar además los sonidos nocturnos de la Alcazaba. Esta actividad, que ha sido desarrollada por la empresa malagueña VRestudio, es tan envolvente que se recomienda al usuario sentarse en unas sillas giratorias para no perder el equilibrio una vez que se colocan las gafas de realidad virtual.

El concejal de Nuevas Tecnologías, Mario Cortés, y la directora de Cultura, Susana Martín, presentaron ayer esta experiencia piloto, que estará disponible de martes a sábado para todos los visitantes de la Alcazaba. Cortés explicó que este recorrido virtual será gratuito durante tres meses -hasta el 21 de diciembre- y que después se proyecta ofrecerlo como un servicio de pago del monumento.

Satisfacción del visitante

Por su parte, Germán García, responsable de VRestudio, señalo la dificultad de las grabaciones nocturnas ya que «no se podía utilizar iluminación artificial, sino que teníamos que usar la que ya existe en el propio monumento y en la propia ciudad». Para testar la aceptación de esta iniciativa piloto, los técnicos de VRestudio realizarán una encuesta entre los malagueños y turistas que vivan la experiencia para medir el grado de satisfacción de esta aplicación de realidad virtual.

Tras esta colaboración de las áreas de Nuevas Tecnologías y de Cultura, el concejal Mario Cortés explicó que el objetivo de su área es 'exportar' este tipo de visitas con realidad virtual a otros monumentos o espacios de Málaga. En concreto, el edil mencionó un proyecto con el Teatro Romano que, además de esta tecnología de grabaciones en 360º, se completara con infografías para que el usuario pueda observar el monumento como era en su origen. Una combinación que también podría utilizarse para recrear el fusilamiento de Torrijos. Unos proyectos que, según dijo, suenan a futuro «pero son ya presente».