Diario Sur

El álbum fotográfico de Málaga

vídeo

Javier Ramírez, Carlos Sánchez San Román, Francisco Ruano, José Ángel Narváez, Manuel Castillo, Carlos Pérez Ariza y Vicente Martínez, tras el acto de ayer. / Foto: Álvaro Cabrera | Vídeo: Pedro J. Quero

  • La colección ‘Estampas de Málaga 2’ se presenta en el Rectorado como un viaje en el tiempo por los tesoros cotidianos de la provincia

Pasear por una Alameda aún peatonal, conocer el Muelle Uno cuando era lo más parecido a una chatarrería o colarse en la plaza de toros de Ronda utilizada como campo de fútbol será posible a partir del próximo domingo. El coleccionable ‘Estampas de Málaga 2’, que el 18 de septiembre comenzará a repartirse con SUR, es algo más que una simple sucesión de imágenes históricas: es el álbum fotográfico de la Málaga del último siglo.

Tras la gran acogida de la primera parte, el Rectorado de la ciudad acogió ayer la presentación de la muestra, realizada con imágenes cedidas por el Centro de Tecnología de la Imagen (CTI) de la UMA y la colaboración de Cajamar y Cervezas Victoria. La selección de las instantáneas para esta nueva edición las ha vuelto a realizar el fotohistoriador y exdirector del Centro de Tecnología de la Imagen (CTI) de la Universidad, Javier Ramírez. Y, a diferencia de la primera, en esta ocasión ha escogido escenas de toda la provincia que él mismo ha comentado para el disfrute de los lectores de SUR. «La propuesta es hacerles viajar en el tiempo», confesó el propio Ramírez mientras mostraba algunas de las estampas que se podrán conseguir en los puntos de venta habitual, previa reserva. «Esta colección crea un antes y un después en el análisis fotográfico de esta ciudad», se aventuró a decir.

A lo largo de cinco capítulos y 340 páginas, los lectores podrán recordar cómo era la fábrica de Citesa, el arroyo del Cuarto antes de ser embovedado o revivir la inauguración del hotel Málaga Palacio. En este sentido, el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, se mostró orgulloso del gran trabajo realizado por el CTI para esta colección, ya que «el pasado es lo que permite construir el futuro que todos queremos».

El director de SUR, Manuel Castillo, destacó que la colección permite tener «una perspectiva histórica y ver cómo hemos cambiado en tan poco tiempo». En este sentido reseñó la responsabilidad que supone para el medio «proteger y difundir el patrimonio fotográfico de la ciudad». Ante un auditorio que rozaba el lleno, también reconoció el trabajo que realiza el CTI y las imágenes seleccionadas para la colección, que son «un tesoro».

Pese a tratarse de una continuación, el coleccionable ‘Historias de Málaga 2’ ha requerido un importante trabajo de diseño para lograr que las imágenes sean las verdaderas protagonistas. Impresas en gran tamaño (algunas ocupan incluso 60 centímetros de ancho), son el verdadero motor de la obra. El jefe de Arte y Diseño de SUR, Francisco Ruano, mostró algunos de los bocetos que se han manejado en la redacción antes de la puesta en marcha y dijo que «el verdadero objetivo era poner en valor el tesoro fotográfico del CTI».

Para el director territorial de Cajamar, Carlos Sánchez San Román, esta segunda parte de la historia malagueña «es un regalo para el disfrute de los malagueños y una magnífica carta de presentación para los foráneos y visitantes» porque «contribuye a dar a conocer el tesoro malagueño» que suponen las 350 imágenes que la componen.

Por su parte, el director general de Comunicación de la UMA, Carlos Pérez Ariza, alabó el gran trabajo de digitalización que han requerido las imágenes antes de ponerse a disposición de todos los malagueños. «Confiamos en que el trabajo será bien recibido», dijo al tiempo que auguró una pronta tercera parte.