Diario Sur

José Lebrero guarda silencio sobre su renovación al frente del Museo Picasso

El director del Museo Picasso, José Lebrero, en una imagen de archivo.
El director del Museo Picasso, José Lebrero, en una imagen de archivo. / Álvaro Cabrera
  • El director se mantiene en su decisión de no hacer declaraciones a falta de un mes para que expire su contrato

El Museo Picasso Málaga se abona al suspense en lo que concierne a su ‘cabeza visible’. El director,José Lebrero, se mantiene en su decisión de no hacer declaraciones tras conocerse que la pinacoteca le ha ofrecido renovar su cargo, tal y como publicó ayer este periódico. A falta de un mes para que expire su contrato, el próximo 15 de octubre, no hay respuesta oficial de Lebrero a esa propuesta y todo apunta a que se apurarán los plazos.

No es la primera vez que sucede. De hecho, esperar hasta que se agote el calendario empieza a convertirse en costumbre: así ha ocurrido en las dos renovaciones anteriores. Si en 2012, tres años después de ponerse al frente de la pinacoteca, Lebrero cerró su continuidad a dos semanas de que venciera su relación contractual con el museo; el año pasado se anunció que seguiría en su cargo el mismo día que finalizaba el contrato. Frente a los tres años de prórroga que acordaron los responsables del museo la primera vez –con una rebaja superior al 20% en la retribución–, en 2015 renovó por solo doce meses; un plazo que termina en cuatro semanas.

No obstante, los responsables de la institución cultural confían en resolver esta cuestión con más margen de tiempo ya que, según ha podido confirmar este periódico, la oferta de renovación realizada a Lebrero estará sobre la mesa en la reunión del Consejo Ejecutivo del MPM prevista a finales de la próxima semana. «Pensamos que se hace un buen trabajo y (Lebrero) tiene que tener la oportunidad de seguir desarrollándolo», declararon fuentes del museo consultadas por SUR.