Diario Sur

El talento hiperactivo de la malagueña Leonor Serrano Rivas

Leonor Serrano Rivas pasa unos días en Málaga antes de regresar a Londres, donde reside desde hace tres años.
Leonor Serrano Rivas pasa unos días en Málaga antes de regresar a Londres, donde reside desde hace tres años. / FRANCIS SILVA
  • La joven artista compagina varios proyectos en instituciones de prestigio de España y Reino Unido

  • La Bienal de Liverpool y el Museo Ruso acogen obras de la creadora y arquitecta que acaba de recibir la beca de la Fundación Botín

A Leonor Serrano Rivas se le quiebra la voz con frecuencia y ese parece, después de un buen rato de charla, una de sus pocas flaquezas. Al menos de puertas hacia afuera. Quienes le conocen de cerca recuerdan que la constancia le viene de lejos, de aquellos tiempos de campeona nacional de natación con apenas 12 añitos. Talento y disciplina combinados con una curiosidad insaciable.

«Es que soy un poco hiperactiva...», confiesa como quien se disculpa esta joven artista y arquitecta que en estos momentos presenta sus creaciones en la Bienal de Arte Contemporáneo de Liverpool, en el Arcade Gallery de Londres, en la Colección del Museo Ruso, en la Sala Iniciarte del Palmeral de las Sorpresas y en el Museo del Patrimonio Municipal.

Hace unas semanas, la Fundación Botín le concedía una de sus Becas de Artes Plásticas para desarrollar el proyecto ‘Diálogos sobre el ejercicio de saltar en el aire’, que desarrollará entre este año y el que viene. La noticia le pillaba preparando sus proyectos para el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla, para el festival E-Werk de Friburgo (donde compartirá proyecto con su admirada Dora García) y para el prestigioso Instituto de Artes Contemporáneas londinense (ICA en sus siglas en inglés).

Leonor Serrano Rivas (Málaga, 1986) estudió de manera simultánea Bellas Artes y Arquitectura. «Empecé a presentarme a convocatorias de premios y becas, al tiempo que trabajaba en proyectos para estudios de arquitectura», recuerda la artista residente en Londres, que este verano ha aprovechado sus compromisos laborales para pasar unos días en Málaga.

En esas llegaron el Premio Injuve del Ministerio de Cultura (2012), la selección en el programa Generaciones (2014)... hasta llegar al Premio a la Mejor Artista Joven que ha recibido este año en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (Arco). «He tenido la suerte de ver reconocido mi trabajo desde muy pronto –acota la artista–, aunque eso no me ha hecho olvidar que esto es una carrera de fondo». De nuevo la constancia.

La creadora, además, compagina su labor artística con su trabajo en Londres como profesora. «Creo que los artistas no deben dedicarse sólo a la práctica artística porque corres el riesgo de dejar de tocar el suelo, de encerrarte en círculos que te pueden hacer perder la conexión con la realidad», argumenta.

Instante de la ‘performance’ realizada en Chisenhale.

Instante de la ‘performance’ realizada en Chisenhale. / SUR

En esa práctica artística, Serrano Rivas comenzó explorando los vínculos entre arte y territorio. En una línea similar a la que ofrecen otros jóvenes artistas malagueños como Regina de Miguel o Antonio R. Montesinos, Serrano Rivas abordó en sus primeros proyectos los ‘no lugares’ que ofrecen las ciudades, los espacios yermos en mitad de las calles atestadas de edificios. De ahí, su obra ha ido evolucionando hacia el vídeo, la instalación, la performance y la escultura. «Aunque cambie de medio, siempre abordo un mismo asunto: creo escenarios, como arquitecto y como artista», esgrime.

Escenarios que ahora llevan a Serrano Rivas por los caminos de la escultura. En la Bienal de Liverpool presentará hasta el 16 de octubre tres piezas tridimensionales dentro de la sección ‘New Contemporaries 2016’. «Se trata de una convocatoria con un jurado formado por artistas. Es un programa que tiene mucha tradición y además me ha abierto las puertas del ICA, donde presentaré estos trabajos a partir de octubre», adelanta.

Y tras esas exploraciones escultóricas, la artista malagueña se asoma ahora a nuevos territorios. «Estoy investigando sobre el significado del ornamento. La historia de una época puede resumirse en los ornamentos de las fachadas de sus edificios», reflexiona Serrano Rivas, que ofrece los resultados de esta nueva línea de trabajo en la instalación ‘Between the nose and the mouth’ que presentó en Chisenhale Studios de Londres.

En esa vertiente también se inscribirá la obra que prepara para las chimeneas del antiguo convento que acoge el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, donde presentará una pieza dentro de la exposición colectiva ‘¿Qué sienten, qué piensan los artistas andaluces ahora?’.

Eso será a partir del 17 de noviembre. Pero, ¿qué siente, qué piensa? Leonor Serrano Rivas ahora: «Uff... No sé... Sólo sé que tengo muchísimo trabajo... Y que estoy feliz». Es lo que tiene ser un poco hiperactiva.