Diario Sur

Málaga da la bienvenida a Chagall

vídeo

La exposición en torno a Chagall reúne medio centenar de piezas. Vídeo: Pedro J.Quero. / Álvaro Cabrera

  • El Museo Ruso acoge la inauguración de sus tres nuevas exposiciones

  • Diversos representantes de la vida cultural de la ciudad acudieron a las salas de Tabacalera para conocer las nuevas propuestas de la filial

«Muchas de estas obras son desconocidas, no como otras obras maestras, pero para muchos especialistas no son menos importantes, porque hablan del periodo de la vida de Chagall en Rusia». La vicedirectora del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo, Evgenia Petrova, ofrecía ayer, al caer la noche, algunas de las claves de ‘Chagall sus contemporáneos rusos’, la muestra que sirve de punta de lanza para la renovada oferta expositiva del Museo Ruso de Málaga.El centro inauguraba anoche nada menos que tres exposiciones de una tacada: ‘Resistencia, tradición y apertura’ sobre el arte contemporáneo ruso y comisariada por Juan Francisco Rueda, ‘Cervantes en las colecciones del Museo Ruso’ y el mencionado proyecto en torno a Chagall.

Tras los discursos, los integrantes de River Quintet interpretaron ‘Reveire Orientale’ de A. Glazunov, así como ‘Histoire du soldad: Tango-Valse-Ragtime’ de I. Stravinsky. Entre los oyentes figuraban el presidente de la Academia de Bellas Artes de San Telmo, José Manuel Cabra de Luna; la directora artística del Museo Carmen Thyssen, Lourdes Moreno; el catedrátrico de Historia del Arte, Eugenio Carmona; la coordinadora de exposiciones del CAC Málaga, Helena Juncosa; la directora del Museo Jorge Rando, Vanesa Díez; las galeristas Isabel Hurley y Yolanda Ochando; el diseñador Antonio Herráiz, así como el artista ruso George Pusenkoff, autor de dos piezas incluidas en el montaje que repasa el arte actual de aquel país.

Justo en las salas dedicadas al arte contemporáneo ruso, nada más terminar las últimas notas musicales, tomaba fotos Joseph Kiblitsky, el coleccionista del que parten los fondos de este montaje que quiere poner el foco sobre el arte alejado de las corrientes oficiales. Propuestas que, como recordó Petrova, han permanecido al margen de las colecciones de instituciones como el propio Museo de San Petersburgo hasta finales de los años 90 del siglo pasado. «Era un arte prohibido en los museos estatales», explicaba Petrova, la comisaria de ‘Chagall y sus contemporáneos rusos’.

Y esta última exposición fue la primera por la que pasaron los invitados a la triple inauguración en el Museo Ruso. El montaje reúne casi 60 obras, de las que una cuarta parte llevan la firma Chagall que sirve de reclamo en el título. Entre ellas destacan ‘Judío en rojo’ (1915) y ‘Paseo’ (1917), ambas procedentes del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo.

Sin embargo, los promotores de la muestra destacaron ayer que buena parte del atractivo del proyecto reside también en la posibilidad de contemplar obras procedentes de coleccionistas particulares que apenas se han exhibido en público. Son los casos de ‘Alla. Retrato de mujer’ (1909-1910), ‘Amantes azules’ (1914), ‘Día de fiesta (Rabino con limón)’ (c. 1924), ‘Barrendero’ (c. 1925) y la pequeña ‘Matadero’ (1911).

Eran los cuadros que iban buscando buena parte de los visitantes. Algunos incluso aprovecharon la coyuntura para retratarse junto a piezas de uno de los artistas más populares de las vanguardias.

Desde hoy y hasta el domingo, la Colección del Museo Ruso ofrecerá jornadas de puertas abiertas (de 9.30 a 20.00 horas) para conocer sus nuevas propuestas. Quienes no puedan esta semana, tampoco se apuren. Chagall y el resto permanecerán en las salas de Tabacalera hasta el 29 de enero de 2017. Hay tiempo.