Diario Sur

La Unesco abre el comité para reconocer los Dólmenes como Patrimonio Mundial

El equipo de la Consejería de Cultura, en los Dólmenes.
El equipo de la Consejería de Cultura, en los Dólmenes. / SUR
  • El organismo dependiente de Naciones Unidas dará a conocer el dictamen sobre la candidatura malagueña entre el viernes y el sábado

«Lo que está en juego aquí no es sólo agregar nuevos sitios a una lista. Se trata también de reafirmar la importancia de los valores humanos y de los derechos humanos. Se trata de curar memorias heridas, de utilizar el patrimonio como herramienta para recobrar la confianza, restablecerse y mirar al futuro». Con estas palabras, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, abría ayer ante los medios de comunicación el Comité Mundial de Patrimonio que tiene en su orden del día la esperada declaración como Patrimonio Mundial de los Dólmenes de Antequera.

El organismo dependiente de Naciones Unidas celebra esta cita en Estambul (Turquía) y según el calendario previsto, la decisión sobre la candidatura malagueña podría conocerse entre el viernes por la tarde y el sábado por la mañana. En este sentido, fuentes de la delegación española confiaron en poder afinar durante la jornada de hoy cuándo podría hacerse oficial el reconocimiento al conjunto arqueológico malagueño.

Hasta el próximo día 20, el comité de la Unesco tiene previsto examinar 27 propuestas de inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Sobre la mesa del organismo dependiente de Naciones Unidas, habrá nueve proyectos de sitios naturales, 14 propuestas de sitios culturales y cuatro sitios mixtos (a la vez culturales y naturales). En su orden del día figura también el examen sobre el estado de conservación de 108 sitios ya inscritos en la lista y de los 48 sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro, según el comunicado emitido ayer por el organismo internacional.

Tal y como dejaron claro las palabras de la directora general de la Unesco, la reunión el Comité del Patrimonio Mundial está marcada por la amenaza terrorista que se cierne también sobre el legado histórico y artístico. En este sentido, el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmuş, recordó: «La Unesco tiene por vocación la defensa de nuestros valores comunes (...), algo aún más crucial hoy, cuando vivimos un periodo difícil. La mejor respuesta a estos ataques no es únicamente política, es también artística y cultural; hay que alzar un frente común».

En una línea muy parecida se manifestó Bokova al reivindicar «la idea según la cual todas las culturas y creencias pueden unirse en torno a la noción de valor universal excepcional». Así, la directora general de la Unesco añadió: «En cualquier lugar del mundo, cuando un sitio es destruido sufrimos todos, todos quedamos debilitados, aunque esté en otra región, sea de otra época o pertenezca a una cultura diferente».

Por su parte, el ministro turco de Cultura, Nabi Avci, recalcó que la Unesco es la organización mejor situada para promover la cooperación en este aspecto.

«Hoy somos todos testigos de las amenazas que pesan sobre nuestro patrimonio mundial. Atacar el patrimonio es atacar la historia, la identidad y los valores de un pueblo. Frente a tales amenazas, debemos permanecer unidos. Ya hemos emprendido acciones y en esta reunión debatiremos sobre medidas complementarias para hacer frente a esas amenazas», subrayó por su parte Lale Ülker, directora general de asuntos culturales y de promoción internacional del ministerio turco de Relaciones Exteriores.