Medina Galeote: la pintura como un mapa del tiempo

José Medina Galeote firma su nueva exposición en la histórica Galería Fúcares
José Medina Galeote firma su nueva exposición en la histórica Galería Fúcares / Ñito Salas
  • El artista malagueño presenta en la veterana Galería Fúcares un ambicioso proyecto que bucea en el arte y la Historia

  • Juan Francisco Rueda firma un activo comisariado de la exposición que ocupará la histórica sala de Ciudad Real hasta el 15 de octubre

El escritor norteamericano Paul Auster ha hecho de las casualidades uno de los motores de su obra. No en vano, una de sus novelas más celebradas lleva por título ‘La música del azar’. Y no es casualidad que José Medina Galeote traiga el nombre del novelista a colación durante la charla en torno a su nuevo proyecto: con el material que ha manejado el artista malagueño para este montaje, Auster habría tenido para tres o cuatro novelas de varios cientos de páginas.

Mejor será ir por partes. Los responsables de la Galería Fúcares visitaron en el otoño de 2014 la exposición ‘Guernica-AlexanderPlatz’, firmada por Medina Galeote y comisariada por Juan Francisco Rueda en la Galería Isabel Hurley de la capital malagueña. De ahí surgió el encargo al tándem para que realizaran un proyecto específico para la histórica sala de Almagro (Ciudad Real), que ya supera las cuatro décadas de trayectoria.

El resultado es ‘Augsburgo-Almagro / Almadén-París’, una suerte de «nuevo capítulo» de aquella historia y la exposición que se inauguraró ayer como un cruce de caminos, de alusiones, de Historia y de historias, a partir de la pintura de Medina Galeote, que sigue creciendo como un mapa de tiempos cronológicos y mentales.

«Son mapas a medio camino entre lo real y lo ficticio que intentan explicar una situación, ya sea real o sugerida», avanza Medina Galeote, que reivindica el papel activo del comisario hasta plantear un proyecto «a cuatro manos» junto a Rueda. Este explica que la muestra encuentra su espoleta en el nombre y en la ubicación de la galería. Y empiezan las relaciones, el juego de espejos.

Porque Fúcares es la castellanización del apellido alemán Fugger, «dinastía de banqueros alemanes, radicados en Augsburgo, que prestaron apoyo económico para la llegada al trono de Carlos I en 1516», como recuerda Rueda antes que apostillar que el nuevo rey concedió a sus prestadores, entre otras prebendas, la explotación de las minas de mercurio de Almadén, próximas a la galería. Y justo ‘Almadén’ colgaba –casi a modo de denominación de origen– de la ‘Fuente de Mercurio’ de Alexander Calder que formaba parte del Pabellón de la República española en la Exposición Universal de París de 1937 donde también se exhibía el ‘Guernica’ de Picasso...

La fuente de Calder

«Hemos recreado aquella fuente de Calder, pero idealizada, a partir de piezas de madera», avanza Medina Galeote. Y sigue Rueda: «También se ha recreado la solería de la fuente con una losa de piedra con inscripción en mercurio de Almadén. Hay planos de Almadén, de Almagro, del pabellón español, de las minas de Azogue... La idea del flujo, de vasos comunicantes está muy presente en este proyecto».

Cuatro siglos comunicados a través de un elemento que se dilata con el calor, que se expande, como la pintura de Medina Galeote.