Rafael Bejarano: arte en la memoria viva de Málaga

Rafael Bejarano: arte en la memoria viva de Málaga
/ NURIA FAZ
  • El que fuera archivero municipal durante más de tres décadas reúne sus dibujos y pinturas en el Museo del Patrimonio

Ocho sillas y una mesa cubierta con un hule verde recibían a los estudiantes en el Archivo Municipal que iban en busca de documentación para sus trabajos de Historia. Allí estaba Rafael Bejarano, paliando la falta de medios con imaginación y entusiasmo. Lo recordaba esta mañana Elías de Mateo, uno de aquellos estudiantes en los años 70 y hoy director del centro dedicado a Félix Revello de Toro y del Museo del Patrimonio Municipal. Y justo el espacio para muestras temporales en la planta baja de la institución de La Coracha estrena una exposición que repasa la faceta artística de Bejarano, archivero municipal durante más de tres décadas.

El montaje podrá visitarse hasta el 18 de septiembre y reúne una selección de 40 piezas que ilustran la doble faceta artística de Berajano. De una parte, sus dibujos a plumilla de orientación figurativa, casi expresionista, como ha detallado Elías de Mateo. Y, de otra parte, sus cuadros adscritos a la abstracción geométrica emparentada de manera especial con la obra de Manuel Barbadillo.

La exposición, además, ofrece otra doble vertiente de Berajano -hijo de Francisco Bejarano, conocido como Paco Percheles- ilustrada en una pieza: el escudo de la ciudad de Málaga, cuyos elementos originales recuperó Bejarano en su faceta como historiador y especialista en heráldica.

“Empecé con siete u ocho años a hacer dibujitos en el colegio alemán porque una profesora robusta y rubia me dejaba dibujar”, recordaba hoy Bejarano, que ha cedido al patrimonio municipal 18 piezas del montaje. Para que se mantenga viva la memoria, histórica y artística, de la ciudad.