El videojuego en Málaga sube de nivel

Un total de 27.000 personas pasaron el año pasado por el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga durante la celebración de la tercera edición de Gamepolis
Un total de 27.000 personas pasaron el año pasado por el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga durante la celebración de la tercera edición de Gamepolis / Sur
  • Gamepolis anuncia su IV edición consolidado entre los grandes festivales nacionales junto a Madrid y Valencia

  • La aplicación ‘Clash Royal’ tendrá gran protagonismo este año en el certamen junto a las competiciones de ‘Call of Duty’, ‘Fifa16’ o ‘League of Legends’

La imagen no pasó desapercibida. Y Javier Ramos se acuerda de la diputada Celia Villalobos jugando al Candy Crush Saga al referirse al público que esperan recibir en la cuarta edición de Gamepolis, que se celebra del 22 al 24 de julio. Al final, la entonces vicepresidenta del Congreso estaba utilizando otra aplicación, Frozen Free Fall, pero eso es lo de menos. Lo que el director del Festival de Videojuegos de Málaga quiere ilustrar es que este jugoso mercado ya no es una cosa de cuatro jóvenes y que se ha «ampliado la pirámide de edad gracias a productos específicos» y a la popularización de «móviles y tablets». Un incremento de público que también se espera en la nueva edición de Gamepolis, donde se tiene previsto superar los 30.000 visitantes, después de alcanzar el pasado año las 27.000 visitas y consolidarse entre los grandes festivales nacionales, junto a Gamergy Madrid y Dreamhack Valencia, y superar otras citas más veteranas como Fun&Serious Bilbao.

«Las tres primeras ediciones han dejado en Málaga un gasto de siete millones de euros», explica Miguel Ramos que añade un dato más: en apenas 48 horas vendieron la semana pasada más de 500 entradas para la próxima edición de julio. «Y se confirma además que un 40% de las entradas vendidas son de fuera de Málaga», manifiesta el responsable de Gamepolis, que alude a la proyección internacional del festival con el dato de las dos primeras entradas vendidas este año y que fueron adquiridas desde Chile.

Las competiciones de videojuegos atraen a gran público a estos eventos, aunque como afirma Miguel Ramos, director de contenidos de Gamepolis y hermano de Javier, el festival malagueño «tiene un enfoque de 360 grados en el mundo de los videojuegos» con empresas desarrolladoras de títulos, presentaciones de novedades y aplicaciones, conferencias de expertos y youtubers, juegos retro de los años 80, conciertos, y exposiciones y concurso de ‘cosplay’ –disfraces de personajes de los juegos–.

Javier (izquierda) y Miguel Ramos juegan con un videojuego retro

Javier (izquierda) y Miguel Ramos juegan con un videojuego retro / Álvaro Cabrera

Amantes de las metáforas, los hermanos Ramos ilustran la evolución y envergadura del certamen al explicar que la primera edición fue un «cumpleaños», la segunda alcanzó el nivel de «comunión» y la tercera tuvo tanto trabajo como una «boda». ¿Y la cuarta? «Pues va a ser una boda gitana», sentencian.

Una celebración de tres días, en la que estos hermanos esperan recibir a 10.000 invitados diarios y en la que tendrá un gran protagonismo el nuevo juego ‘Clash Royale’, la aplicación desarrollada para móviles y tablets por la popular compañía creadora de ‘Clash of Clans’, Supercell. «Este año las competiciones van a dar un salto, ya que vamos a repartir cerca de 20.000 euros en premios y contaremos con hasta seis pantallas gigantes por todo el palacio de congresos», explica Javier Ramos. La programación incluirá además torneos de ‘Fifa2016’, ‘Counter Strike’, ‘Call of Duty. Black Ops’ o ‘League of Legends’. Precisamente, en esta última tomarán partido 32 equipos profesionales de eSports, que se repartirán 4.000 euros.

Hasta 80 personas tienen previsto contratar los hermanos Ramos para la puesta en escena de Gamepolis, que este año ha tenido una decidida apuesta por parte del Ayuntamiento de la capital y Promálaga, a las que se ha unido también la Diputación. «El Festival de Videojuegos de Málaga es una realidad y lo hemos notado porque en lugar de ir a buscar empresas y contenidos, ahora nos llaman», explica Javier Ramos, que incluso ha recibido ofertas –concretamente «dos»– de otras provincias andaluzas para acoger y organizar Gamepolis. Pero estos hermanos lo tienen claro. Lo suyo es (video)jugar en casa.