Medina Galeote se sube por las paredes del Pompidou

Medina Galeote se sube por las paredes del Pompidou
  • El artista malagueño realiza, de la mano del MaF, un impresionante mural en el interior del Cubo

Su hermano Benjamín le ha preparado “una sesión de música impresionante”. No sabe bien cuánto dura; sí, que pesa 30 gigas. Eso son muchas horas. Las que aún le quedan por delante a José Medina Galeote, que con las primeras luces de esta mañana ha comenzado a pintar sobre las paredes del Centro Pompidou Málaga el impresionante mural 'Notre avenir est dans l'air' (Nuestro futuro está en el aire), en una intervención acometida de la mano del ciclo Málaga de Festival (MaF) que sirve de preámbulo al Festival de Málaga-Cine Español.

Tal y como adelantó SUR, Medina Galeote se convierte así en el primer artista en intervenir de manera directa sobre los muros del franquicia, que justo ayer celebraba su primer aniversario. Media docena de operarios colaboran con el creador malagueño en la elaboración de un mural diseñado en dos colores enfrentados y desplegados a ambos lados de la escalera que da acceso a la planta baja del Pompidou. Contemplado desde el piso superior: a la izquierda queda el azul; a la derecha; el rojo. “He usado el cuadro de Picasso del mismo título como base para desarrollar muchas ideas, muchos conceptos que además suponen una evolución en mi pintura. Hay muchos registros nuevos... porque no hay nada como trabajar sobre una superficie como esta para dar ese salto”, reflexionaba esta misma mañana el artista malagueño, que tiene previsto finalizar la intervención, que ronda los 300 metros cuadrados, hoy mismo.

Medina Galeote se sube por las paredes del Pompidou

Conceptos como el mapa y el camuflaje siguen presidiendo la obra de Medina Galeote, que en esta ocasión incluye elementos figurativos entre los trazos en apariencia inconexos que componen la obra. Así, el espectador podrá encontrar letras sueltas, una flor, quizá una bandera, algo parecido a una partitura musical... “Me gusta esa idea de que el libro es tuyo mientras lo estás leyendo. Con esta obra pretendo que pase lo mismo. He querido sacrificar la idea de la perspectiva para crear algo parecido a un pasadizo, para que cada cual establezca sus propias conexiones”, acota el autor, sereno en medio del bullicio de la mayor pieza que ha acometido hasta la fecha.

“Estoy tranquilo. Lo tengo todo en la cabeza. Ya sólo queda pintarlo”, ofrece Medina Galeote, que no se sube por las paredes. Para eso ya está su pintura.