Diario Sur

Gamepolis sube de nivel

fotogalería

El público joven llenó los salones para asistir a los torneos, encuentros y ponencias. / Álvaro Cabrera

  • Málaga se convierte en el punto de encuentro de algunos de los ‘youtubers’ más admirados

  • La presencia de las marcas y la gran afluencia de público marcan el día grande de la tercera edición del festival de videojuegos

Si el viernes hubo que hacer largas colas para poder acceder al Palacio de Ferias de Málaga, sede de Gamepolis, ayer no iba a ser menos. Sobre las doce del mediodía esta casi sobrepasaba el parque que rodea al edificio. Era el día grande de la feria, aunque bien es cierto que las actividades están repartidas de forma ecuánime, pues hoy se celebran las finales de los torneos de ‘League of Legends’ y ‘Hearthstone’ y también una mesa redonda muy esperada, titulada ‘Cómo ser ‘youtuber’ de videojuegos y no morir en el intento’, en la que participarán Outconsumer, la estrella de este año; Elyas360, Angel&Saras y Sofy. Aunque los ‘youtubers’ tampoco faltaron ayer: por ahí paseaban Knekro, Revenant o el propio Outconsumer. Otro blanco de las cámaras fueron los jugadores internacionales de ‘Hearthstone’ que ayer compitieron en Gamepolis, como el alemán ek0p o el británico Greensheep.

La afluencia de público fue tan grande que no faltó gente en el patio central, ni por los pasillos, ni en el salón principal; ni tan siquiera en los grandes auditorios que acogen las conferencias. Oscar Araujo, compositor catalán de música para películas y videojuegos, llenó por completo en su encuentro con el público, en el que llegó a afirmar que en la GameLab de Barcelona no hubo tanta cola como aquí. Ante una audiencia entregada y muy curiosa, el compositor de la aclamada trilogía de videojuegos ‘Castlevania Lords Of Shadow’ desveló que sus piezas preferidas son «las románticas», más que las de combate.

Otra ponencia muy concurrida fue la de José Manuel Fernán ‘Spidey’ y Jesús Relinque ‘Pedja’, llamada ‘Videojuegos made in Spain’, en la que ambos resumieron el contenido de su nuevo libro, ‘Génesis: guía esencial de los videojuegos españoles de ocho bits’. Empezando por los antecedentes (el futbolín, creado por el español Alejandro Finisterre); los comienzos (se considera a La Pulga como el primer videojuego patrio, aunque en realidad, en 1980, tres años antes de su lanzamiento, la empresa Playmatic manufacturó varias máquinas recreativas bajo el sello Cidelsa); y los más curiosos, como El Golpe, inspirado en el que intentó dar el general Tejero, los primeros videojuegos eróticos censurados o el punkarra Ke Rulen Los Petas.

Sin embargo, donde sí faltó gente fue en algunos de los stands de la zona indie-Game Invest, pues parte de los jóvenes que buscaban inversores el viernes los habían abandonado. Javier Cepa, ingeniero industrial perteneciente a la asociación Málaga Jam y director de la empresa de herramientas para desarrolladores Pixelatto, cree que el Game Invest se ha planteado como un foro de inversores, pero «realmente no ha habido apenas». «No creo que el problema sean los productos porque los he visto y son muy buenos». Pese a esto, puede que suene la flauta para la empresa valenciana Byte 4 Games, cuyo videojuego Vampire Crystals Zombie Revenge ha obtenido el visto bueno de la firma sevillana Genera, que antes de ayer presentó también en Gamepolis el nuevo videojuego para móviles de Star Trek.

También ayer tuvo lugar la semifinal del concurso internacional ‘World Cosplays Master’, cuya ganadora fue Noemí Yuna, gracias a su interpretación y disfraz de Miss Fortune Arcade, un personaje del videojuego ‘League of Legends’.