Un Soho entre rejas

  • El Ayuntamiento esgrime el modelo de “participación ciudadana” aplicado en el ensanche de Muelle de Heredia para abrir un centro cultural en la antigua prisión

Recibe al visitante un frescor de iglesia, un futbolín con tres dedos de polvo, un tablero de ajedrez dispuesto para la partida y un confeti de cristales rotos en el suelo de casi todas las habitaciones. Las celdas, porque estamos en la antigua prisión de Cruz de Humilladero. Un recinto con más de 14.000 metros cuadrados que el Ayuntamiento de Málaga pretende convertir en un centro para la creación artística experimental. No hay plazos concretos ni fórmula de gestión ni calendario inversor; eso sí, el gobierno municipal quiere mirarse en el espejo de “participación ciudadana” aplicado en la conversión del ensanche de Muelle de Heredia en el llamado Soho.

Un Soho entre rejas que el Ayuntamiento pretende abrir “cuando antes”, aunque las concejalas Teresa Porras y Gemma del Corral han admitido esta mañana durante la visita a la antigua prisión que queda “mucho trabajo por delante”. Los planes municipales pasan por habilitar 2.000 metros cuadrados en la planta baja del recinto, donde podrías celebrarse actividades de otras entidades culturales como la Casa de Gerald Brenan, por citar el ejemplo dado por Del Corral.

Por su parte, Porras ha calculado que la recuperación total del antiguo presidio supondría una inversión de seis millones de euros. Un desembolso en el que el Ayuntamiento espera contar con financiación europea y con la complicidad de otras administraciones. “No tenemos el objetivo de abrir antes de las elecciones”, ha defendido Del Corral en alusión a una iniciativa lanzada la semana pasada y que tiene como telón de fondo los comicios locales del próximo 24 de mayo.