Una vida dibujada por episodios

Adrián Vereda, Gracia Ríos y Francisco Palomo, el trío protagonista de la webserie ‘Draw my life’.
Adrián Vereda, Gracia Ríos y Francisco Palomo, el trío protagonista de la webserie ‘Draw my life’. / SUR
  • La webserie ‘Draw my life’ mezcla personajes reales y animación en una comedia pionera para Internet

  • Antea y Nohappyendings Films ruedan esta producción dirigida por Luigi Rodríguez que se permite un tono gamberro para narrar el despertar a la madurez de un joven

Hugo tiene un mundo interior muy particular. Lo comparte con un Batman que se ha dado de baja como superhéroe, un Yoda que viene a ser como su entrenador personal, un perro deslenguado y políticamente incorrectísimo, una versión apache del Totoro de Mizoguchi y un dinosaurio al que le gusta ir de compras y disfrazarse. Todos ellos han salido de las libreta de dibujos del joven protagonista y cobran vida en ‘Draw my life’, una webserie gamberra que mezcla personajes reales y animación.

Esta producción se rueda en estos momentos en escenarios de Málaga y prepara su desembarco en Youtube, donde ya se puede ver un avance de la primera temporada que cuenta con siete episodios. «El público natural de la serie es el juvenil y, aunque también llegamos a espectadores adultos, nuestro ‘target’ es fundamentalmente es el que está ante la pantalla del ordenador o la tablet», explica Luigi Rodríguez, director y creador de esta serie.

Antea y Nohappyendings Films financian esta producción sobre un joven (al que da vida Adrián Vereda), que ya no lo es tanto y que debe afrontar su paso a la madurez. Un viaje al que le acompañan dos amigos –encarnados por Gracia Ríos y Francisco Palomo– y la galería de personajes animados que dibuja en su libreta mágica para que le ayuden a dar el paso. «El problema es que sus creaciones tienen vida propia y no salen como él las espera», explica Luigi Rodríguez, que pone como ejemplo el incorregible can Sabrosón o el Batman con barba de tres días y «barriguita que prefiere quedarse viendo películas románticas en la tele que ir a salvar el mundo». Sin ir más lejos, su mejor plan es ver ‘Los puentes de Madison’, su cinta de cabecera.

Ese tono gamberro y alocado preside el guión de la serie que está formada por siete episodios de unos veinte minutos cada uno y que tiene como referentes las comedias televisivas ‘Seinfield’, ‘Californication’ o ‘Shameless’. «El formato de ‘Draw my life’ tiene algo de ‘sitcom’ pero sin risas enlatadas y con la novedad de mezclar personajes reales y la animación en el mundo de las webseries», explica el director y creador de este formato, que confiesa que es espectador habitual de este tipo de producciones para Internet. «Me gusta mucho ‘Calico electrónico’ y, en cierta manera, es culpable de que haya dado este paso», apostilla Rodríguez.

Tono fantástico

Tras varios años dedicados al cortometraje, el cineasta quiso avanzar y pensó en el largometraje. «Pero teníamos esta idea de webserie y cuando se la ofrecimos a Antea Producciones les gustó la idea», explica Luigi Rodríguez, que ha tomado el título ‘Draw my life’ (Dibujar mi vida) de un movimiento homónimo que se desarrolló en Youtube y en el que personas reales contaban su vida a través de dibujos. Reconvertida en comedia disparatada y con el guión por delante, en octubre pasado arrancó el rodaje de la webserie que se desarrollará hasta febrero para después añadir los dibujos de la mano del animador Diego Moreno, que aporta además un punto fantástico a la trama. Un género en el que Luigi Rodríguez también se mueve con soltura. Prueba de ello es la presencia en el ‘reparto’ de la webserie de personajes que homenajean a ‘La guerra de las galaxias’ (Yoda) o los cómic de superhéroes (Batman).

En el fantástico se desarrolla además el próximo proyecto de Luigi Rodríguez que, junto a Marina Sánchez, ganó el premio al mejor proyecto del pasado festival Fancine con ‘Coleccionista’ (dotado con 6.000 euros). «Rodaremos en verano, así que estaremos con esa filmación y con la postproducción de ‘Draw my life’», explica el realizador, que aún no tiene fecha de estreno de la webserie, que ha rodado con un presupuesto parecido al que dispondrá para su próximo corto.

«Es una producción ‘low cost’ de grandes ambiciones y que aspira a conquistar a muchos espectadores con su humor gamberro», sostiene Luigi Rodríguez que espera que el apoyo de los internautas les permita conseguir un patrocinador para la serie y que tenga continuidad. «Por lo pronto tenemos argumento para cuatro temporadas», apostilla.

Adelanto de la webserie 'Draw my life'