Una vida entre libros y escenarios

Carlos Gallego (el cuarto por la izquierda, tocando la guitarra) y la murga 'Los leones'. :: surIván Zea durante una actuación de 'La travesía', ganadora del concurso. :: sur/
Carlos Gallego (el cuarto por la izquierda, tocando la guitarra) y la murga 'Los leones'. :: surIván Zea durante una actuación de 'La travesía', ganadora del concurso. :: sur

Dos alumnos de la UMA que participaron en el concurso de agrupaciones del Carnaval compaginan los días grandes de esta fiesta con los exámenes

PATRICIA PINEDA MÁLAGA.

El Carnaval es algo que se lleva dentro. Lo saben bien los componentes de las agrupaciones que participan en el concurso oficial de esta fiesta. Los ensayos para las actuaciones comienzan muy pronto, más de medio año antes. Y la puesta en escena sobre los escenarios del Teatro Alameda y del Cervantes se viven cada año con mucha intensidad. Por eso el Carnaval está siempre presente en la vida de los concursantes, que deben compaginarlo con sus obligaciones: trabajo, familia... y estudios. Porque algunos de los participantes son también estudiantes de la UMA. Y no tienen fácil compaginar esta pasión con los libros porque los días más intensos del Carnaval -cuando se requieren más ensayos y concentración- coinciden justo con el periodo de exámenes de febrero.

Carlos Gallego es uno de estos universitarios apasionados por el mundo de los carnavales. Tiene 18 años y estudia primero de Enfermería en la UMA. También ha sido su primer año como murguista con la agrupación 'Los leones', que se ha quedado en la semifinal del concurso de este año. Confiesa que con los exámenes «le faltan horas al día». «Me he visto más agobiado con el comienzo de los exámenes de febrero porque veo que hay cosas a las que no llego. Se pasa mucho tiempo de ensayos y me veo más apurado», cuenta.

CITAS DEL CARNAVAL

u5 al 8 de febrero
Actuaciones callejeras en el centro histórico de la capital.
u9 de febrero
Pasacalles infantil a las 12.00 horas y elección de Drag Queen a las 21.00 horas en la plaza de la Constitución.
u10 de febrero
Reedición de la final del Concurso de Agrupaciones abierta al público en la plaza de la Constitución. Batalla de flores, Carnaval Infantil y Pasacalles de Dioses.
u11 de febrero
Gran Boqueroná a las 13.00 horas. Entierro del Boquerón en la playa de La Malagueta.

Encontrar tiempo para estudiar es como hacer malabares. «Como tengo clases por las mañanas y debo acudir a la facultad, aprovecho y me quedo en la biblioteca después; además, como vivo lejos, el trayecto del autobús también me sirve para estudiar», indica. Este estudiante vive en Rincón de la Victoria y acababa los ensayos en Málaga a las doce de la madrugada, por lo que tampoco podía estudiar por las noches.

Iván Zea, que resultó ganador en el concurso: «El agobio compensa; para mí el Carnaval es algo indispensable» Carlos Gallego, finalista: «Tengo que aprovechar y estudiar a ratos porque los ensayos ocupan mucho»

Iván Zea se encuentra en una situación parecida, solo que él tiene algo más de experiencia. A sus 23 años, lleva participando en el Carnaval desde 2011 con la comparsa de Alhaurín el Grande, que este año recibe el nombre de 'La travesía', y que se ha hecho con el primer puesto en el concurso en la categoría de comparsas. Estudia Trabajo Social en la UMA y afirma que en algunas ocasiones llevar este ritmo de vida le ha pasado factura en los estudios. «El último examen del año pasado me vino muy largo, porque realmente no te concentras para estudiar al 100%. Algunas veces he llegado a aprobar, y otras me ha quedado para septiembre», confiesa.

Iván, al igual que Carlos, estudiaba por las mañanas, ya que los ensayos ocupaban la tarde entera. Estos comienzan a mediados de verano, en días salteados, pero conforme se acerca la fecha del concurso llegan a quedar todos los días. «Empezamos dos días a la semana, pero conforme se acerca la fecha son de lunes a domingo, aunque intentamos descansar al menos un día a la semana, por el tema de las voces», comenta Iván Zea.

Ensayos a diario

Por lo tanto, ambos coinciden en la idea de que compaginar las dos cosas es realmente difícil, pero que merece la pena. «Es muy difícil llevarlo a la vez, porque no solo son las horas de ensayo, hay que organizarse mucho, e ir estudiando poco a poco durante el curso antes de que lleguen los días fuertes del Carnaval», resume Iván. «Es complicado. A los ensayos de ahora no he faltado, pero al principio sí cuando tenía alguna prueba o examen, les decía que no podía ir y que lo sentía mucho», reconoce Carlos Gallego.

Pasando tanto tiempo entre libros y telones, ven con poca frecuencia a amigos y familia. «Mis compañeros de la Universidad lo que ven desde fuera es que le dedico mucho tiempo al carnaval, y poco a los estudios. No le dan la misma importancia que yo», relata Carlos. «Mis padres me dicen siempre es que lo primero son los estudios, pero me apoyan porque ven que desde pequeño el Carnaval es algo que me gusta mucho», cuenta Iván. Esta semana, las agrupaciones salen a la calle para llevar al público sus canciones y estos dos alumnos de la UMA estarán ahí para contagiar a todos con la fiesta. Lo que tienen claro es que, pese a las dificultades, ambos seguirán intentando vivir estas dos facetas en el futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos