Toda la verdad sobre el caso ficticio de Brenda Waters

CRÓNICA MÁLAGA.

Lina Chaaro, alumna de tercer curso de Ingeniería Electrónica, Robótica y Mecatrónica, fue la ganadora de la primera edición de #FanCrimen, el concurso lanzado por Fancine en las redes sociales en el que se invitaba a todos los interesados a resolver un enigma relacionado con un supuesto crimen de una turista, Brenda Waters, cuyo cadáver apareció en las inmediaciones del Caminito del Rey. Un complejo e intrincado caso de crímenes, sectas, caníbales que no ha podido ser resuelto totalmente por ninguno de los participantes. Lina ha sido la que más se ha aproximado al contestar correctamente a 8 de las 10 preguntas planteadas después de las 23 pistas facilitadas entre el 14 de octubre y el 5 de noviembre.

Desde el momento de su lanzamiento, el hashtag #FanCrimen ha tenido 176.745 impresiones en redes sociales. En el formulario final han participado 207 personas y de las que solo 57 han respondido a todas las preguntas, con un tiempo medio de respuesta de 45 minutos.

Al fin resuelto

Pero, ¿qué paso con Brenda Waters? Según la resolución del concurso, en la fiesta del aniversario del Hotel El Desfiladero conoció a un chico. Ligaron y se quedaron solos cuando el resto se marchó. La chica fue al baño y no volvió con su acompañante. La cogieron para hacer el ritual esa noche con ella al considerarla un alma pecaminosa. Los Reptilians le practican el rito, donde le cortan la mano derecha, se la cauterizan levemente y le marcan la mano izquierda con una vara incandescente. La dejan en la zona del Caminito del Rey drogada y ella camina apoyándose con lo que puede hasta que termina desangrándose y muriendo en el puente.

Según las investigaciones del caso, están implicados en la secta la agencia de viajes Nuevo Rumbo, el Hotel El Desfiladero, el alcalde de Álora, Raúl Torres, la pareja del novelista Juan de la Barca, Rocío Saavedra, el asistente del alcalde, Carlos Amigo, y el resto de nombres que aparecen en la agenda.

Fotos

Vídeos