Los universitarios muestran su lado más solidario

Miembros de la Legión 501. :: crónica/
Miembros de la Legión 501. :: crónica

La Semana del Voluntariado contó con la presencia de la Legión 501

SANTIAGO MOLINA MÁLAGA.

«Me encanta ayudar a las personas», dice Miriam Montero, estudiante de segundo de Psicología. Por eso, esta alumna ha aprovechado la Semana del Voluntariado para colaborar con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Este escaparate de la solidaridad, celebrado en varios centros de la UMA los pasados días 17, 18 y 19 de octubre, sirve cada año a distintas ONG para mostrar su labor y animar a los universitarios a colaborar de forma activa. Medio centenar de entidades sociales acudieron a la cita, que arrancó en la Facultad de Ciencias de la Educación y que se puso a rebosar de alumnos interesados en hacer algún voluntariado.

«El mayor beneficio de ser voluntario es la satisfacción personal», señala Helena Escobar, alumna de Educación Infantil, que decidió unirse a Greenpeace por su preocupación por el medio ambiente. Según Marisa Garfia y Manuel Ledoux, trabajadores sociales de la UMA, hay más de 90 asociaciones ligadas a la Oficina de Voluntariado de la institución académica, que trata de informar y orientar sobre qué asociación se adapta más a las inquietudes de los estudiantes interesados en ser voluntarios. Para el vicerrector de Estudiantes, José Francisco Murillo, «la Universidad debe estar absolutamente comprometida con la sociedad en la que está instalada y debe atender a sus necesidades y que la comunidad universitaria entienda ese mensaje».

Para amenizar la inauguración, asistió al encuentro la Legión 501 Spanish Garrison, club que fomenta la afición a Star Wars y que participa en los eventos solidarios, a los que acuden con los trajes de la saga galáctica. Un reclamo que atrajo a más de un curioso para hacerse fotos y, de paso, conocer las propuestas de las ONG. «Buscamos hacer un llamamiento social en actos benéficos», afirma Manuel Martín, uno de los miembros de este club.

La presentación también atrajo a varios alumnos Erasmus. Joyce Modolo y Rossana Gatti son dos estudiantes italianos voluntarios en la Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes durante su estancia en Málaga, entidad que conocieron gracias al Servicio Voluntariado Europeo.

Fotos

Vídeos