La Universidad instala desfibriladores en todos los centros con docencia

La Facultad de Ciencias de la Comunicación y Turismo tiene ya desfibriladores en uno de sus pasillos. :: santiago molina/
La Facultad de Ciencias de la Comunicación y Turismo tiene ya desfibriladores en uno de sus pasillos. :: santiago molina

El reto ahora es ampliar su presencia a todos los edificios oficiales

SANTIAGO MOLINA

málaga.«Queremos una Universidad de Málaga preparada en temas sanitarios por eso en el programa del rector se incluía ya la medida de instalar desfibriladores en las facultades y edificios oficiales de la UMA». Así lo explica el vicegerente de Coordinación y Planificación de Área, Cristóbal Moreno, quien comenta que esta medida se enmarca dentro del programa UMA Saludable.

La instalación de estos aparatos en todos los centros de la UMA acaba de concluir y en cada una de las facultades es posible encontrar estos desfibriladores que, para algunos, pueden pasar inadvertidos pero pueden ser vitales para salvar vidas. Esta tecnología está ya disponible para socorrer en una emergencia a quien pueda padecer alguna parada cardiorrespiratoria. «La gente nos hizo llegar la necesidad de que se colocaran estos aparatos que pueden salvar vidas; pero para su instalación era necesario determinar el lugar idóneo y seguir las indicaciones de los fabricantes».

Desde Coordinación y Planificación de Áreas han decidido dividir el programa en dos fases. La primera, que ya está completa, es la de colocar desfibriladores en todos los centros en los que se imparte docencia -incluyendo la escuela infantil de Teatinos-. La segunda fase será incorporarlos en los centros sin docencia como el Rectorado y, además, impartir formación al personal de administración y servicio y al personal docente y de investigación para que sepan emplearlos. Asimismo, se llevarán a cabo cursos de formación para alumnos que quieran inscribirse. Los cursos se centrarán en la reanimación cardiopulmonar (RCP). El organismo de la UMA que organizará dichos cursos y se encargará de la difusión de información será la Delegación para la Igualdad y la Acción Social. Aunque esta fase del programa no está lista aún, los cursos comenzarán previsiblemente en enero de 2018 y estarán disponibles hasta el verano de ese mismo año.

Además de los centros docentes, la escuela infantil y el complejo deportivo también tiene nestos aparatos

Cursos complementarios

Moreno señaló que «lo importante no es sólo el aparato, también lo es la formación». «Esperamos una alta demanda por parte del alumnado en estos cursos de RCP», explicó. Además, apuntó: «Estamos satisfechos de la implementación de los aparatos y de la formación que nosotros coordinamos». Todos los cursos se impartirán bajo la dirección del Hospital Universitario Virgen de la Victoria en coordinación con el Servicio de Formación de la UMA. La directora será María Victoria de la Torre. Los primeros centros en contar con estos desfibriladores fueron la Facultad de Medicina y el complejo deportivo. Hasta este 30 de noviembre se han ido sumando más centros de forma paulatina hasta completar el programa previsto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos