'A Study in Blue and Green', una exposición para escapar de la prisa

El artista Ignacio Tapia entre los dos comisarios de su exposición. :: s. m./
El artista Ignacio Tapia entre los dos comisarios de su exposición. :: s. m.

El exalumno de Bellas Artes Ignacio Tapia regresa a la que fuera su facultad para presentar su primera muestra individual

SANTIAGO MOLINA MÁLAGA.

La sala de exposiciones de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Málaga acoge la primera exposición individual de Ignacio Tapia, antiguo alumno del grado impartido en esta facultad y del Máster en Producción Artística Interdisciplinar. 'A Study in Blue and Green. Wall Painting Series' es el nombre de esta muestra, en la que los colores verde oscuro y rojo configuran un ambiente hogareño y exquisito que conjugan con la Navidad.

Nada más entrar en la sala, surge una luz delicada del interior, que alberga una serie de pinturas en tonos verdosos y negros . De la atmósfera del lugar mana un aire relajado y de sosiego que impregna a toda la Facultad de Bellas de Artes. De hecho, la intención del artista es alejar a los espectadores del mundo vertiginoso y de las redes sociales, y también de la prisa.

LA MUESTRA

uNombre
'A Study in Blue and Green'
uAutor
Ignacio Tapia
Dónde
Sala de Exposiciones de la Facultad de Bellas Artes, El Ejido.
uFecha
Hasta el 12 de enero. De lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 21.00, salvo festivos.

El propio Tapia declara: «Es un intento de crear un ambiente distinto y de paz para el público, por eso la luz es tan importante, y tan compleja de conseguir».

«Es un intento de crear un ambiente distinto y de paz para el público, por eso la luz es tan importante»

Para aportar un toque «menos aséptico» al espacio, ha decidido colocar en la sala los tapices que inundan su taller de trabajo. «Con estos tapices el público puede ver una parte que casi nunca se percibe en las exposiciones, que es el ambiente de trabajo del artista», explica. Colocó las alfombras con la ayuda de los comisarios de la exposición, antiguos compañeros de estudios de Tapia. De esta forma, el taller de Tapia está presente en la sala y aporta una curiosa perspectiva para el público de la exposición.

'A Study in Blue and Green. Wall Painting Series' se engloba en la corriente de la postpintura, aunque, según el autor, «va más allá». Esta corriente artística nace a mediados del siglo pasado. La postpintura intenta que el arte se expanda por encima del cuadro. En algunos casos la propia pintura los traspasa. También, puede conseguir, según el artista, algún tipo de tensión debido al contraste de los tapices rojos con el verde las pinturas colgadas en las paredes.

Tapia asevera que la sociedad está «sobrecargada de información». Por ello, afirma: «Lo que me interesa es preservar la temporalidad de los cuadros porque el mundo no está delante de mí, sino a mi alrededor». También, la atmósfera traslada al espectador a una metamorfosis de la sala expositiva. Así, la visión que se obtiene es transversal respecto al autor de la obra. La sensación que proporciona la débil luz, y los tonos oscuros constituyen un espacio recogido y de intimidad.

Con su exposición, Tapia aborda una visión renovada de esta corriente y la relaciona con el uso del espacio. El artista señala: «Intenté mostrar un lado que no se percibe en el espacio expositivo. Además, quería transmitir reminiscencias arquitectónicas y dramáticas que intentan situar al público en la cultura mediterránea».

Por su parte, uno de los comisarios de la exposición, Javier Artero, sostiene que el resultado era «muy satisfactorio, ya que el trabajo de todo un año daba sus frutos». El otro comisario, Gonzalo Fuentes, apunta que «se cumplen los objetivos perseguidos por el artista y por los comisarios».

Con ellos, Tapia, fue a distintas salas de exposiciones para buscar inspiración y encontrar ideas que nutrieran 'A Study in Blue and Green', que se engloba en un proyecto mayor denominado 'Wall Painting Series', así como buscar una visión crítica del arte y ponerlo en cuestión. Para los comisarios, su función fue ayudar a buscar la unidad y a generar marcos de interpretación del artista».

Por su parte, Tapia afirma que es un trabajo hecho «a seis manos» porque los comisarios entendieron qué quería hacer el artista y lo apoyaron en todo momento. Tampoco se olvidó de la importancia que han tenido los profesores que le impartieron clase a lo largo de los años de carrera y del máster, además de lo que supone que su primera exposición individual haya sido en la facultad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos