Sembrando vida en el campus de Teatinos

Durante el taller se explicaron diferentes métodos de sembrado. :: P. MArinetto/
Durante el taller se explicaron diferentes métodos de sembrado. :: P. MArinetto

Voluntarios y personal docente participan en un proyecto para proteger la vegetación autóctona

PABLO MARINETTO

Aunque para muchos pasa desapercibido, lo cierto es que el espacio que ocupa el campus de Teatinos alberga un rico muestrario de vegetación autóctona que hacen de él un espacio natural en plena urbe. Pese a ello, cada vez resulta más necesario concienciar a la comunidad de las necesidades de conservación de la biodiversidad. Ya no solo del campus, sino de cualquier entorno.

Con ese objetivo, la Universidad de Málaga ha puesto en marcha un taller de identificación de especies enmarcado dentro del proyecto 'Andalucía Ecocampus' y en el que han participado voluntarios del huerto de uso docente e investigador de la Facultad de Ciencias, del Departamento de Biología Vegetal de la UMA, de la Asociación Malaka Ambiental y de la Universidad Laboral. Durante cuatro jornadas distribuidas entre noviembre y marzo, miembros de la comunidad universitaria participarán en este proyecto que fomenta el compromiso con la conservación de la naturaleza de la zona y también da a conocer las características de las semillas y los distintos protocolos de siembra utilizados.

Para ponerlo en práctica, el grupo se trasladó el pasado jueves hasta el huerto urbano-comunitario junto a la Facultad de Ciencias, un espacio que, según el profesor Miguel Ángel Quesada, surgió con vocación de «ofrecer a la comunidad un lugar donde desarrollar actividades participativas. Tanto para alumnos como para profesores e investigadores».

La iniciativa comenzó con un recorrido por el campus en el que se identificaron y catalogaron diferentes especies, añadiendo también las coordenadas geográficas para poder saber con exactitud su ubicación.

«Unas alumnas de la Universidad Laboral nos explicaron el proyecto de cultivo que habían llevado a cabo y también estuvimos junto a la Facultad de Educación observando y diferenciando especies autóctonas, alóctonas y algunas invasoras», explicó Irene Martín, una estudiante de Periodismo que está participando en las distintas sesiones del taller.

Próximas jornadas

La próxima jornada tendrá lugar en el mes de febrero y se centrará en las actuaciones necesarias para reducir las especies vegetales invasoras en el campus para finalizar la actividad en marzo con la elaboración de un inventario de especies y la colocación de protecciones individuales para cada planta. Una exposición fotográfica servirá para inmortalizar la labor de estos voluntarios a lo largo de todo el proceso y para concienciar a la comunidad de la importancia de valorar la biodiversidad que rodea a las instalaciones de la UMA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos