Ponte en forma con UmaFit

Sebastián Bazán es entrenador personal en la sala cardiovascular del gimnasio de la Universidad de Málaga. /
Sebastián Bazán es entrenador personal en la sala cardiovascular del gimnasio de la Universidad de Málaga.

El gimnasio de la Universidad de Málaga cuenta con un programa deportivo que se ajusta al objetivo personal de cada usuario

CARLOS J. MARTÍNEZ MÁLAGA.

Cada vez está más implantada en la sociedad la idea de ir al gimnasio y realizar cualquier tipo de actividad física. Por ello, la Universidad de Málaga cuenta con el programa UmaFit, una serie de entrenamientos que se ajustan a las demandas de los usuarios.

Sebastián Bazán es entrenador personal de la sala cardiovascular del gimnasio de la UMA, a la que acuden estudiantes, profesores y personas que no pertenecen a la comunidad universitaria. «A cualquier usuario que llega le realizamos un cuestionario previo, ya que nos caracterizamos por hacer un entrenamiento personalizado. En el mismo, nos explica si toma algún tipo de medicamento, cuánto tiempo lleva sin hacer ejercicio físico, si ha practicado deporte en una sala cardiovascular y lo más importante es que nos explique si tiene algún tipo de problema o enfermedad», detalla el entrenador personal.

«Tenemos una tena en la que se les realiza a los usuarios una bioimpedancia y se les pesa, se mide la grasa, la masa muscular y se hace mes a mes para ir viendo la evolución. Una vez que tenemos todos los datos se les hace una rutina de inicio para que puedan comenzar la actividad deportiva», explica Bazán.

«Al tener plazas limitadas y un espacio reducido se logra la conexión entre el usuario y el técnico»

«Pedimos que nos expliquen qué objetivos tienen: tonificar, mejorar la fuerza, perder peso, mejorar rendimiento... Estos objetivos son los que engloban nuestro programa», expone Bazán; un programa que busca sacar el máximo rendimiento físico a los usuarios. .

«Cada objetivo tiene asignado un determinado color en función del plan de entrenamiento. El rojo es para las personas que buscan trabajar la fuerza. El azul se dirige a los que quieren trabajar la forma física en general. El verde es para los que vienen expresamente para perder peso; el amarillo, para personas que practican deportes como por ejemplo balonmano o fútbol y que es un trabajo extra al suyo de competición. Por último, el morado es para la recuperación de lesiones», expone el preparador personal. Cada color tiene su tabla de ejercicios especificada en la cartelería.

A todas las personas que llegan se les realiza un cuestionario sobre salud y objetivos

La tranquilidad y el trato personalizado son dos de las principales características que ponen en valor el gimnasio de la UMA respecto a otros convencionales. «La diferencia entre este gimnasio y otros es que en los convencionales hay tanta gente que es imposible que llegue a todo el mundo por bueno que sea. Aquí al tener plazas limitadas y ser un espacio reducido encontramos una conexión entre el usuario y el técnico deportivo que se valora bastante porque se resuelven dudas, se corrige y hay menos espera por las máquinas», explica Bazán.

Innovación

Las instalaciones del Complejo Deportivo Universitario están a la vanguardia del deporte y permiten a los usuarios del gimnasio poder hacer uso de la pista de atletismo o el circuito natural en lugar de la cinta o elíptica. «Aquí intentamos estar siempre en las nuevas tendencias. El objetivo es seguir innovando y adaptarnos a los nuevos tipos de entrenamientos», señala Bazán sobre la constante innovación que realizan en el gimnasio de la UMA.

Otra de las diferencias de este gimnasio respecto a los convencionales es la estacionalidad. «En enero pegamos un bajón por los exámenes. Una vez que terminan empieza a llenarse hasta junio, que vuelve a flojear. Cerramos la ultima semana de julio y agosto entero», explica el entrenador personal. Con UmaFit puedes ponerte en forma y sin ninguna excusa.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos