El plan 'Islas y sendas verdes' extiende su red de oasis en el campus

La UMA arranca la fase de propuestas para ampliar estos espacios de esparcimiento a la Residencia Jiménez Fraud y la Biblioteca General

PABLO MARINETTO

málaga. La Universidad de Málaga, en su esfuerzo por reforzar la funcionalidad de sus instalaciones y el compromiso con el medio ambiente, puso en marcha el pasado curso el plan 'Islas y sendas verdes'. Tras el desarrollo del proyecto para dotar de espacios verdes a los alrededores de la Facultad de Ciencias de la Comunicación y Turismo, y a la espera de ampliar el presupuesto económico para llevarlo a la realidad, comienzan ahora la propuesta de ideas para la segunda fase del plan.

La Residencia de Estudiantes Jiménez Fraud y la Biblioteca General son los dos próximos objetivos de este proyecto de sostenibilidad surgido desde el vicerrectorado de Smart-Campus y que tiene como objetivo dotar a diversos centros del Campus de Teatinos y la Ampliación de zonas verdes que puedan ser utilizadas por los alumnos como espacio de encuentro, estudio o esparcimiento. Según explicaÓscar de Cózar, director del Secretariado de Smart Campus, la fase de inscripción de participantes finalizó el pasado 30 de noviembre, por lo que el siguiente paso será la elaboración de los diferentes grupos de trabajo que concursarán con sus propuestas.

Uno de los aspectos que se ha querido tener especialmente en cuenta es el de que fuesen espacios creados a medida para la propia comunidad universitaria, que será la que haga uso de ellos. Por esa razón, según detalla Cózar, en el proceso de elaboración de los distintos proyectos están colaborando estudiantes de varias titulaciones bajo la supervisión de profesores que de forma voluntaria también han querido participar. De este modo, se consiguen alcanzar otros objetivos planteados desde el vicerrectorado: promover la cooperación y el trabajo en equipo creando grupos multidisciplinares.

La primera actuación, a la espera de ejecución, se realizó en Turismo y Ciencias de la Comunicación En el proceso colaboran profesores y estudiantes de varias titulaciones

Ciencias de la Comunicación, Turismo, la Residencia y la Biblioteca General no serán las únicas intervenciones. Las islas verdes, afirma Cózar, pretenden dotar de un edén particular a varias instalaciones de la Universidad.

Se extenderá, según señala, a la Facultad de Filosofía y Letras, el Bosque del Conocimiento, un huerto junto al Aulario Rosa Gálvez, la Facultad de Derecho, la Facultad de Medicina, el edificio López Peñalver, la Facultad de Psicología, el edificio Severo Ochoa, el de Servicios de investigación, la ETS de Ingeniería Informática, la ETS de Ingeniería de Telecomunicaciones, la Escuela de Ingenierías Industriales, el edificio Ada Byron, la Facultad de Ciencias de la Salud y el complejo de Estudios Sociales y del Trabajo.

Plazos

La intención de Smart Campus es ejecutar los proyectos durante este curso, que deben cumplir una serie de requisitos ecológicos, tecnológicos y de accesibilidad. Con este fin, se utilizarán, además de materiales reciclados, sensores de temperatura, luminosidad y condiciones de la vegetación y accesos para personas con movilidad reducida. Un paso más en el compromiso de la UMA con el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos