«Soy como Peter Parker y Spiderman, una persona con dos identidades»

Pepo Pérez compagina el Derecho con la ilustración de cómics. :: p. marinetto/
Pepo Pérez compagina el Derecho con la ilustración de cómics. :: p. marinetto

PABLO MARINETTO MÁLAGA.

La historia de Pepo Pérez puede asemejarse a la de tantas otras personas apasionadas por el mundo del arte que, por la incertidumbre sobre su futuro, optaron por orientar sus estudios hacia otros campos. Actualmente, este malagueño de 42 años es profesor de Derecho Administrativo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga, aunque su pasión desde niño ha sido la ilustración de cómics.

Con los años, y tras estudiar Bellas Artes trabajando ya como profesor, ha conseguido compaginar sus dos pasiones y ser reconocido en la esfera cultural malagueña. Recientemente ha comisariado la muestra 'Premio Nacional de Cómic 10 años', expuesta en el Rectorado de la Universidad de Málaga y con una espléndida acogida por parte del público.

-¿Cuándo empezó a dedicarse al dibujo?

-En mi infancia siempre estaba dibujando, supongo que como cualquier niño. La diferencia está en que hay quien lo deja a un lado y quien, por vocación, sigue haciéndolo toda la vida, como es mi caso.

-El Derecho y el dibujo pueden parecer vocaciones poco compatibles...

-Lo cierto es que pertenezco a los dos mundos y he sabido integrarlos bastante bien. Soy un poco como Peter Parker y Spiderman. Una persona con dos identidades. Aunque reconozco que me gustaría tener más tiempo para dibujar pero en la Universidad hay mucho trabajo.

-¿Por qué cree que es tan difícil hacer carrera en el mundo del arte?

-Las carreras artísticas son muy duras. Principalmente porque es complicado que un artista viva solo de su talento. Para sobrevivir hay que saber venderse y moverse en determinados ambientes. No tener esa cualidad puede resultar frustrante.

-Ha publicado ilustraciones, historietas breves y libros. De todos sus trabajos, ¿cuál destacaría?

-Desde que comencé a publicar profesionalmente en los 90, probablemente 'El Vecino' sea el culmen. Es un proyecto en colaboración con el guionista Santiago García y ya hemos publicado tres volúmenes desde 2004. Ahora estamos trabajando en el cuarto.

-¿Cuándo saldrá a la luz?

-Está bastante avanzado, pero son casi 300 páginas a todo color y el proceso es lento porque hay una labor artesanal muy importante detrás. Como he dicho antes, la Universidad se lleva la mayor parte del tiempo pero, con suerte, estará acabado para el próximo año.

-¿Cómo ve el panorama del cómic en España?

-Las cosas han cambiado mucho y hay que tener en cuenta que el tema cultural en España ha sido siempre, por lo general, algo chapucero y precario. El cómic sigue siendo un campo muy poco valorado dentro de las artes. De hecho, hay aún mucha gente que ni siquiera lo considera arte. Sí es cierto que gracias a la creación por parte del Ministerio de Cultura del Premio Nacional se ha notado el cambio y los autores han visto más valorado su trabajo en cierto sentido.

-¿Cómo se presenta el futuro?

-Por desgracia todo depende del apoyo institucional. El cómic no ha sido visto como un género superior hasta fechas muy recientes, pese a que haya quien lo niegue. Y no ha empezado a resurgir hasta que las instituciones se han fijado en que se trataba de trabajos de gran calidad y con un nivel de excelencia estética. En ese punto tuvo lugar un cambio de perspectiva y se consideró que merecía ser difundido. El simple hecho de meter cómics en una sala de arte ya tiene un gran nivel simbólico y una respuesta automática del público, porque lo que consideraban intrascendente se convierte en algo excepcional.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos