«Hay que perseguir las vocaciones; las salidas al final se las busca uno mismo»

S. M. MÁLAGA.

Alberto López, que actualmente está en tercer curso del Grado de Historia, explica que lo que le movió a estudiar esta titulación es que se trata de su «pasión». Respecto a la posibles salidas laborales, apunta que «realmente las salidas se las busca uno». «Hay que perseguir las vocaciones, porque haciéndolo es más probable que se te dé bien algo», afirma. Según López, el acercamiento de la carrera a las tecnologías está «muy bien implantado». Afirma que hay una asignatura específica sobre este tema, que imparte la profesora y secretaria académica, Alicia Marchant, Acceso a las fuentes. «A partir de recursos digitales es muy fácil moverse por miles de páginas y bases de datos, así como bibliotecas. Es una forma de integrar las Humanidades y la tecnología», comenta López.

Para López, el papel de las carreras humanísticas es «esencial» porque conforman el pensamiento crítico. «Gracias a ellas es posible aprender de economía, de política, de arte, de la democracia y de la cultura en general», señala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos