¿Qué le ocurrió a Brenda Waters?

Los seguidores de #Fancrimen, a un paso de resolver el misterio del asesinato de la joven americana

SANTIAGO MOLINA MÁLAGA.

Una de las estrategias para mantener en forma Fancine, después de 27 años, es su campaña marketing viral. El año pasado el protagonista fue el Conejito Malo, que asustó a gran parte de la comunidad universitaria al encontrarse a un hombre disfrazado de conejo y un bate de béisbol en algún punto de la ciudad en plena noche. Aunque su repercusión trascendió el ambiente universitario y llegó a amedrentar a malagueños que no sabían que se trataba de una campaña publicitaria. Incluso, algunos colectivos de padres y madres mostraron su descontento por este macabro personaje. El éxito encajó con el fenómeno 'killer clown' que tanta notoriedad tuvo en las redes.

Esta vez el reto inaugural es resolver el caso del secuestro y asesinato de la joven turista americana Brenda Waters, de 28 años. Se trata de un caso ficticio en el que los participantes se convierten en detectives para, a través de pistas en las redes sociales, averiguar qué le pasó a la joven. La historia arrancó con su desaparición cuando, tras salir de fiesta, no volvió a su habitación del hotel. A la mañana siguiente la Guardia Civil encontraba su cadáver en el Caminito del Rey.

#FanCrimen es el nombre de este desafío. El primero que logre contestar correctamente a todas las preguntas publicadas en la web de Fancine será el ganador del concurso, cuyo premio está dotado con 600 euros. Para responder a dichas preguntas, a lo largo de las últimas semanas se han ido dando pistas a través de Facebook, Twitter e Instagram, construyendo un relato digno de una novela de suspense. Los participantes tenían hasta el día de ayer para mandar un correo electrónico con todas las respuestas a la organización. El ganador del concurso se anunciará mañana con la apertura de este festival de cine.

Los ganadores, que se llevarán 600 euros, se darán a conocer mañana en la sesión inaugural de Fancine

Alguno de los retos, como el del 31 de octubre, era ir al Patio de los Naranjos de la Catedral de Málaga y encontrar un objeto a través de la siguiente pista: 'El símbolo de Dios tiene la respuesta entre rejas'.

Además, en la cuenta de Twitter de Fancine colgaban 'pantallazos' de conversaciones entre el periodista que se encargaba de investigar el caso y un escritor que tenía información sobre el asesinato. Éste también, de forma misteriosa, falleció pero dejó tras de sí un diario con los descubrimientos que hizo, que también subían a la plataforma. El diario hablaba de una organización llamada 'Reptilians' que tenía relación con el asesinato. Otras pistas las subían en forma de archivo de audio que emulaba conversaciones telefónicas entre las autoridades del caso, como el capitán de la comandancia de la Guardia Civil de Málaga y este periodista.

De esta forman, se ha ido dando vida a los personajes que conforman esta historia para conferirles verosimilitud y más intriga. De hecho, en la página web del Fancine exponen las fotografías de un periódico ficticio que recoge las noticias sobre la desaparición y el posterior descubrimiento del cuerpo sin vida de Brenda Waters. Todo un enigma a punto de resolverse.

Fotos

Vídeos