NÚRIA GONZÁLEZ 42 AÑOS. DIRECTORA COMERCIAL DE MANGOA CATERING. 24 AÑOS EN MÁLAGA«Es una cuerda que se tensa por los dos lados»

:: eugenio cabezas

Lleva más tiempo aquí que allí, pero no puede evitar emocionarse al hablar de la situación en Cataluña. «Me da mucha pena cada vez que leo las noticias. Y más sabiendo que es una situación forzada políticamente, por ambas partes», afirma. Núria González se mudó a Málaga con 18 años cuando trasladaron a su padre. Iba a ser algo temporal, pero se quedaron. «Fui a la Universidad, encontré trabajo, me casé con un malagueño, tuve un hijo... Y quiero mucho a Málaga», resume. Eso sí, vuelve cada año a a Cambrils, su pueblo de veraneo. De hecho, los atentados le pillaron allí. Núria añade algo sobre sus orígenes que resulta revelador sobre su forma de pensar: «Mis abuelos maternos son de Extremadura, mi abuela paterna de Burgos y mi abuelo paterno catalán. Los que son de fuera emigraron a Cataluña como tantos otros españoles en tiempos difíciles, llegaron muy jóvenes a una tierra que los acogió, trabajaron, formaron una familia, amaron su tierra adoptiva y vivieron allí hasta el final de sus días. Me siento muy orgullosa de mis orígenes, de todos ellos», reivindica.

González defiende que Cataluña siempre ha sido una tierra «pacífica y de convivencia» y cree que son los políticos los que la han llevado a este punto de no retorno. «Es una cuerda que se va tensando por los dos lados», apunta. «Cuando vivía en Barcelona había muy poquitos independentistas. Ahora mucha gente que conozco se ha decantado hacia ese lado, y es gente culta y que ha viajado. Creo que lo que les ha llevado a eso, más que un sentimiento antiespañol, es que se han sentido maltratados por el Gobierno central», argumenta. Por eso opina que si la cuestión catalana se hubiera gestionado de otra manera «no habríamos llegado a esta situación». Sobre el referéndum afirma que está «a favor de la libertad de expresión, pero lógicamente en un contexto democrático y regulado». «Se puede escuchar la opinión de las personas, pero no como se está haciendo. Además, habría que preguntar también al resto de españoles cómo ven este tema».

Fotos

Vídeos