La madera vieja que se convirtió en un futbolín

Los alumnos, durante la fabricación de los proyectos. :: p. pineda/
Los alumnos, durante la fabricación de los proyectos. :: p. pineda

Alumnos de Diseño Industrial construyen muebles y juguetes con materiales reutilizables como parte de una asignatura

PATRICIA PINEDA

málaga. Cartones, plásticos, madera... Estos son los materiales que utilizan los alumnos de cuarto de la asignatura Diseño Ergonómico y Ecodiseño, del Grado de Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto para crear más allá de la pantalla de un ordenador. Con materiales reciclados fabrican con sus manos desde muebles hasta juguetes. Una vez terminados los proyectos, se exponen en diferentes espacios de la Universidad.

Es el tercer año que se lleva a cabo este proyecto, que forma parte del lado práctico de esta asignatura. Tiene una duración de unos tres meses y comienza con la recogida de piezas en la Oficina de Material Reutilizable, ubicada en el Complejo de Estudios Sociales y de Comercio. Este año, los alumnos han tirado de imaginación y están fabricando desde un futbolín hasta mesas y sillas.

Rocío Mora García, miembro del equipo del Vicerrectorado de Campus y Sostenibilidad de la UMA y organizadora del proyecto, expresa lo importante que es para los alumnos esta iniciativa: «Hacer manualmente algo de verdad es una cosa que ellos valoran positivamente, sobre todo porque ven que sus trabajos no se quedan guardados en el cajón de un profesor o en la memoria de un ordenador».

Los alumnos crean muebles y otros objetos cotidianos e incluso juguetes como un futbolín Los proyectos, una vez acabados, se exponen en diferentes espacios de la UMA

Esta actividad, que organiza el Vicerrectorado de Smart Campus a través de la Comisión de Actividades Ambientales, ayuda sobre todo a que los alumnos sepan cómo enfrentarse a los problemas que puedan encontrarse una vez se incorporen al mundo laboral. «Se enfrentan a dificultades que si trabajas en tres dimensiones a través de un software no te encuentras, porque realmente lo virtual lo soporta todo, y muchas veces puede pasarte que a la hora de diseñar un producto, luego no se sostiene», cuenta Luz García Ceballos, profesora de la asignatura que imparte estas prácticas.

De la misma manera, esta docente afirma que todo alumno necesita «un bagaje» antes de salir al mundo laboral, pues es importante conocer los materiales y el proceso de fabricación.

Más allá del ordenador

Los estudiantes en general están muy satisfechos con esta iniciativa, ya que es algo muy novedoso, que pocas carreras llevan a cabo. «Es algo diferente que no hemos hecho nunca. No hemos tocado los materiales, porque todo lo hacemos por ordenador», comenta Ana García, alumna de la titulación.

«Nos enseñan que los materiales reciclados no son solo de usar y tirar, y que con cosas que se piensa que no sirven para nada se pueden hacer nuevos proyectos y objetos útiles», señala Sandra Gaspar, también estudiante del grado. Sobre todo, lo que más ilusión les hace es que otras personas puedan ver los resultados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos