LOLA ÁLVAREZ 42 AÑOS. ADMINISTRATIVA CONTABLE. 10 AÑOS EN MÁLAGA«No soy independentista pero me gustaría que se pudiera votar»

Lola se siente entre dos tierras. Nació y vivió en Barcelona hasta hace diez años, cuando un traslado laboral de su pareja les obligó a mudarse a Estepona. Tiene familia catalana y andaluza; tuvo un hijo allí y otro ha nacido aquí. Se siente orgullosa de su tierra, pero también «una andaluza más». Dualidades que acepta como algo natural y enriquecedor. Lo que no lleva nada bien es la división que observa entre sus familiares y amigos. «En la distancia se vive con mucha angustia», confiesa. Suele evitar decir que es catalana porque «en seguida te obligan a posicionarte y yo no estoy en ninguno de los dos lados». «Me siento catalana pero no soy partidaria de la independencia. También somos parte de España, se pongan como se pongan», advierte. «Los dos bandos tienen parte de razón y poca voluntad de ponerse de acuerdo», reflexiona, para a continuación declararse partidaria del derecho a decidir. «Me gustaría que se pudiera votar. Luego ya la independencia vendrá o no vendrá, porque el camino es muy largo, pero primero que se escuche a la gente», apunta. Lola es pesimista sobre lo que ocurrirá tras el 1-O por la nula voluntad de diálogo de ambas partes. «No se augura nada bueno».

Fotos

Vídeos