Karolina Gabryanczyk: «Ya tuve un 'buddy' en Polonia y he repetido en Málaga»

Karolina Gabryanczyk. :: crónica
/
Karolina Gabryanczyk. :: crónica

S. M

Málaga. La universidad en la que estudia Karolina Gabryanczyk en Polonia, también, posee el 'Buddy Program'. Cuando lo conoció allí, su 'buddy' era de Valencia. A él le enseñó cómo es la vida en Polonia y todas las ventajas de la vida allí.

Congeniaron tan bien que ella le presentó a su familia y lo invitó varias veces a comer a su casa para estar juntos y mostrarle la comida tradicional polaca.

Incluso, llegó a visitarlo a Valencia, posteriormente. Le gustó tanto España que decidió acogerse al programa Erasmus y, al final, se decantó por Málaga. La experiencia tan positiva que vivió le hizo, sin dudar, acogerse al 'Buddy Program' en Málaga.

«Mi 'buddy', Ángel Ramos, me indicó dónde comprar los materiales que necesito para la carrera, que son muchos y se venden en tiendas especializadas. Ya tuve un 'buddy' en Polonia y he repetido en Málaga», dice.

Otro aspecto provechoso con el que coincide con Ángel es la «oportunidad que representa para conocer gente». Una ayuda esencial que recibe tiene que ver con las asignaturas, tener a un 'buddy' le sirve para afrontar las dificultades que suponen tener que estudiar en otro idioma y cuestiones relacionadas con las dudas que se plantean en sus estudios.

Por otra parte, Karolina afirma: «Siento que tengo una persona a quien acudir. Es muy importante, siempre está a mi disposición y puede acudir a él sin ningún problema».

De igual modo, señaló que verlo cada día le resulta muy útil y le supone estar cerca de gente local con la que tener contacto.

Con Ángel ha conocido, cómo funciona la UMA, la ciudad de Málaga, sus museos, cafeterías, bares, «lugares con encanto» y las opciones de ocio que puede encontrar.

«Paso mucho tiempo en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y con un amigo se hace mucho más divertido», sostiene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos