La irreverencia y el humor como esencia del arte

La artista Alicia de la Fuente pretende sacar al público de la tristeza con su obra. :: s. molina/
La artista Alicia de la Fuente pretende sacar al público de la tristeza con su obra. :: s. molina

Bellas Artes acoge 'Una amabilidad incómoda', una muestra protagonizada por el color y penes de peluche

SANTIAGO MOLINA

MÁLAGA. La irreverencia y el humor son las características imperantes en la nueva muestra en la Facultad de Bellas Artes, que facilita un espacio expositivo para sus alumnos egresados. El primer acto reflejo de los asistentes es una sonrisa cómplice en la que confluyen algo de pudor y sorpresa. La artista que firma la obra es Alicia de la Fuente de los Ángeles, cuyo nombre artístico es Dela Delos. Esta joven, que estudió Bellas Artes en Salamanca, decidió realizar el máster de Producción Artística Interdisciplinar en la UMA, en el que una de las principales ventajas con la que se ha encontrado es la «libertad que dan a los alumnos». 'Una amabilidad incómoda' es el título de su primera exposición individual.

«Estoy contentísima y muy orgullosa de haberlo conseguido, es una sensación inefable», explicó la joven artista. Su exposición está basada en muñecos de peluche y penes del mismo material que cuelgan del techo, así como bolsas en las que se encuentran los desechos con los que puede interactuar el público. De hecho, hay dibujada un portería diseñada para que los asistentes puedan patear estos restos contra ella. La propia artista invita a acercarse a esta muestra, que estará abierta al público hasta el 22 de febrero, de una forma diferente a como lo haría a otra exposición. «Me gustaría que la gente entrase con una cerveza y disfrute de la exposición», señaló.

LOS DATOS

uExposición
'Una amabilidad incómoda', de Alicia de la Fuente de los Ángeles.
uLugar
Sala de exposiciones de la Facultad de Bellas Artes.
uHorario
De lunes a viernes de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 21.00 horas. Hasta el 22 de febrero.

Eliminar la seriedad

«Mi meta es sacar al público de la seriedad, de la tristeza; deseo que los que entren, al verla, se rían y contemplen algo distinto, y que pierdan la vergüenza», explicó la artista. En la obra de De la Fuente lo primordial es el humor y la sátira contra los prejuicios. «¿Qué pasa entre el humor y el arte contemporáneo? No es habitual que la gente se ría al entrar en una exposición, y yo, con mi obra, alejo la aprensión y las ideas preconcebidas en el arte. Sin la risa no sería yo ni sabría llevar mi vida», apuntó la artista.

Además de esta particularidad, lo esencial es construir su obra en libertad bajo la influencia de artistas como las corrientes del expresionismo unida al surrealismo. Esta idea es la materialización de su Trabajo de Fin de Máster y, gracias a su esfuerzo, está becada por la Facultad hasta septiembre de 2018. Su idea se fraguó al entrar en el máster en 2016, pero fueron sus compañeros quienes la animaron, y gracias a ello se decidió a elaborarla y confeccionar cada muñeco de peluche, así como pintar el dibujo que acompaña a esta en una de las paredes.

Respecto al futuro, el humor y las risas seguirán estando presente. «Quiero explotar este concepto que es lo más bonito en una persona: la sonrisa. Deseo que a mi obra le acompañen estos dos factores y la transgresión para luchar contra los clichés y la seriedad», concluyó De la Fuente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos