«Emprender es muy peligroso si es a la desesperada»

Manu Sánchez habló de sus éxitos y fracasos con la periodista Ana Belén Castillo. :: P.pineda/
Manu Sánchez habló de sus éxitos y fracasos con la periodista Ana Belén Castillo. :: P.pineda

Más de 400 personas asisten a una charla del cómico Manu Sánchez dentro del ciclo 'Dialogando' de la FGUMA

PATRICIA PINEDA

Manu Sánchez tiene un mensaje para aquellos que se han dejado arrastrar por la corriente emprendedora y están dispuestos a montar su propio negocio a la desesperada: «¡Que emprenda tu padre!». Así comenzó el cómico su conferencia el pasado jueves en el primer 'Dialogando' de 2018, organizado por la Fundación General de la Universidad de Málaga (FGUMA).

Con el ingenio y la ironía que lo caracterizan, el humorista, que consiguió llenar el salón de actos del Complejo de Estudios Sociales y Comercio con más de 400 personas, relató las ventajas e inconvenientes de ser empresario en la actualidad.

«No hay que emprender a empujones, sino por decisión propia», destacó en su discurso, advirtiendo de que «emprender es muy peligroso si es a la desesperada». Así, criticó las actuaciones políticas que afectan a los autónomos y las dificultades por las que estos pasan, apostando por el incentivo de las ayudas: «Que se acompañe al autónomo en el día a día, no sólo para dar el salto». «Emprender no es fácil y emprender no es agradable, lo bonito y agradable es conseguir resultados, y con resultados me refiero a dinero, y en eso no ayudáis mucho, porque aquí se emprende a porrazos», manifestó dirigiéndose a la clase política. Ante estas palabras el público aplaudió fuertemente, mostrando su conformidad.

«No hay que emprender a empujones, sino por decisión propia» «Hay que acompañar al autónomo en el día a día, no sólo a dar el salto»

Cierto que muchas personas se preguntaban por qué Manu Sánchez era el elegido para dar una conferencia sobre emprendimiento. Pero la realidad es que el andaluz se lanzó a esta aventura hace más de diez años con su empresa '16 escalones', que produce productos culturales como exposiciones u obras de teatro. Además, regenta El Gran Teatro Molière en México. Sánchez también animó a intraemprender, como forma de emprendimiento más segura. Y eso hizo él al crear sacaentradas.com.

Respecto a una de sus últimas aventuras, esta tiene marca malagueña. Se trata de la 'app' Uvi 24H, una centralita que informa sobre el veterinario más cercano y de calidad.

El cómico aseguró que el emprendimiento es «una llamita que sale». «Es una condición que notaréis de alguna manera, algo que tenéis dentro. Es una inquietud», sentenció.

El humorista no dudó en mostrar las realidades de un empresario: sin horario fijo, pago de nóminas, insomnio, etc. «Si consigo quitaros las ganas de montar esa empresa ruinosa, me doy por satisfecho», señaló.

Pero no todo fue negativo, Sánchez afirmó que lo del emprendimiento «engancha» y al final merece la pena, pero que no hay que iniciar proyectos desde la fe, sino desde el conocimiento y la formación. «El emprendimiento es como un viaje, hay unos maravillosos y otros desastrosos. Emprender sí, pero con datos y argumentos suficientes para saber que el viaje será agradable», recalcó.

Quiso referirse con especial hincapié a la pasión, «algo que venden como positivo y que tiene que ir de la mano del emprendimiento, pero puede ser quizás nuestro peor alien». El motivo no es otro que esas otras personas que utilizan «nuestra pasión como uno de los ingredientes fundamentales para que el emprendimiento siga su curso», explicó.

Emprender en Andalucía

Y como no podía ser de otra manera, Manu Sánchez defendió una vez más su tierra, Andalucía. En un primer lugar, animando a los futuros emprendedores a hacerlo en la región, como acto revolucionario. «Hemos conseguido ser los mejores en turismo a nivel mundial, ahora es el momento de abrir parcelas nuevas y revelarnos», pidió. Así, insistió en que para emprender no hay que irse a ciudades como Madrid: «Que no nos asuste emprender en Andalucía, siempre desde la formación y el análisis. La Universidad y las empresas deben ir de la mano».

Otra cosa que no pasó por alto fue las críticas al acento andaluz, recalcadas por una reciente serie ambientada en Sevilla. «Cuando pedí producir un programa me dijeron que quizás no se entendería mi acento», contó. «Realmente el único problema es que somos pobres», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos