César Bona: «Nos han educado para obedecer y no para tomar decisiones»

César Bona, durante la conferencia que ofreció el pasado viernes y que generó una gran expectación. :: p. pineda/
César Bona, durante la conferencia que ofreció el pasado viernes y que generó una gran expectación. :: p. pineda

El maestro, que fue finalista en el 'Nobel' de los profesores, muestra a estudiantes de Educación cómo se puede enseñar sin perder la ilusión

PATRICIA PINEDA

Málaga. «Imagina la educación como herramienta de cambio. Y ahora, no lo imagines: consigue que la educación cambie el mundo». Esta es la filosofía que intentó transmitir César Bona a los estudiantes de Educación que asistieron a la conferencia 'Escuelas que cambian el mundo' el pasado viernes.

«Antes de empezar, hacedme tres preguntas relacionadas con la educación». Así comenzaba César Bona su conferencia que generó una gran expectación en la facultad, con asistentes que tuvieron que quedarse de pie en el salón de actos para escucharle. «Investiga, investiga e investiga». Esa fue la única respuesta a las preguntas que recibió. Directo y claro. De repente, suena un timbre de colegio. «Para mí es un ruido que hace silenciar a los niños», comentó. Y es que, el maestro quiso transmitir una idea clave durante toda su ponencia: ni el colegio debe ser un castigo para los niños, ni los maestros pueden arrebatar la ilusión de estos. «Los niños vienen de fábrica con ilusión. Los maestros tenemos un reto: cuando salgan del colegio tienen que seguir manteniendo esa ilusión». Entre el público se repetían sonrisas y gestos de asentimiento. Y esta ilusión, tampoco deben perderla los profesores: «Nunca debemos sentirnos solo», reclamaba.

Pero, para empezar un cambio, primero hay que conocer los errores. Es por eso que Bona puso varios ejemplos clave: «Desde pequeño nos enseñan la pirámide de los alimentos, pero uno de cada cuatro adultos está obeso. Entonces, algo falla. ¿Para qué estamos educando?», preguntaba. Para Bona, ser maestro significa tener un compromiso con la sociedad, y por eso se debe tener claro antes de ser maestro qué es lo que se puede aportar a la educación.

«Los maestros son los verdaderos 'influencers', con un fuerte compromiso con la sociedad»

«Las relaciones humanas, la cultura ecológica, apreciar la diversidad, aceptar las diferencias... ¿Lo enseñan en la escuela?», preguntó. Para este innovador maestro, la etapa infantil es la de más importancia, porque es cuando se desarrolla el cerebro. Por eso, desde bien pequeños les deben quedar bien claros estos valores a los niños. «Los docentes sí que somos verdaderos 'influencers'», comentó entre risas.

Además, otro de los temas más destacables durante la conferencia fueron «esas piedras» que muchos se van a ir encontrando en su camino, solo por intentar hacer su trabajo bien. «Seguro que cuando llegues con ganas de innovar a un colegio te dirán: ya se te pasará, es que eres muy joven. Hay que tener fuerzas y seguir. Y sobre todo hay que tener una respuesta preparada», comentó de manera firme, en un intento de avisar a los futuros maestros.

Para enseñar cómo debe hacerse, y sobre todo para demostrar que no es imposible hacerlo, César Bona puso varios ejemplos de colegios de todas España en los que la innovación había llegado a las aulas.

Colegios innovadores

De hecho, en Málaga hay uno de ellos; La Biznaga, que estaba a punto de cerrar, pero que en un último intento por resurgir, apostó por hacer un gran cambio. En este colegio todo se decide mediante asambleas, y las normas las ponen los alumnos. Además, ante cualquier problema, deciden la solución entre todos. Bona destacó el caso de una niña que quería leer libros en el recreo, pero como no se podía acceder al aula, no era posible. ¿La solución? Entre todos fabricaron el 'Bibliopatio', un mueble con ruedas que contiene libros para que puedan leer en su descanso.

Es por eso que César Bona dio un consejo a todos los alumnos allí presentes: «Hay que salir, visitar escuelas y describir todos los métodos que hay».

César Bona es maestro de Primaria. Pero no es un maestro cualquiera, ya que fue el único español entre los 50 finalistas al Global Teacher Prize, dicho de otra manera, el premio 'Nobel' de los profesores. Lo que distingue a este profesor es su gran ilusión por educar y el no dar nada por imposible. César Bona estudió Filología Inglesa en la Universidad de Zaragoza. Luego cursó Magisterio, y tras mandar varios currículum, acabó rodeado de niños en un Centro Privado. Es ahí donde descubrió su verdadera vocación: la enseñanza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos