Aprender a buscar la calma

El profesor Baba Mansukhani durante su ponencia. :: p. pineda /
El profesor Baba Mansukhani durante su ponencia. :: p. pineda

El Vicerrectorado de Estudiantes organiza las primeras Jornadas del Bienestar, que enseñan cómo controlar las emociones y los sentimientos

PATRICIA PINEDA MÁLAGA.

Controlar los sentimientos no es nada fácil. Más aún si se trata de personas jóvenes que aún no saben bien cómo gestionar sus emociones. Desde el Vicerrectorado de Estudiantes de la Universidad de Málaga se han propuesto ayudar a conseguirlo con unas jornadas que responden a la demanda de los propios alumnos, tal y como afirma María Jesús Martínez, directora de Atención al Estudiante.

La pasada semana dieron comienzo las I Jornadas del Bienestar, que se extenderán hasta el próximo 18 de abril. Distintos ponentes con amplia experiencia en esta temática pasarán por el Salón de Actos María Zambrano de la Facultad de Filosofía y Letras para trasladar sus conocimientos a los asistentes. El acto inaugural -que consiguió gran afluencia de público- estuvo protagonizado por Baba Mansukhani, profesor titulado por el European Yoga Alliance y el International Yoga Federation; y Montserrat Coronado, licenciada en Psicología por la Universidad de Málaga.

El maestro Baba se propuso una misión importante dentro de estas jornadas: enseñar cómo subir los 'Cinco peldaños hacia ninguna parte', título que toma su conjunto de ponencias. El primer paso, que puede parecer sencillo, es el de 'aprender a desaprender'. De esta manera, el conferenciante enseñó cuáles son esos cinco peldaños: ahimsa, satya, asteya, aparigraha y brhmacharya. Esto viene a significar: no violencia, verdad, no robar, no acumular y uso espiritual de la energía. La enseñanza reside en que 'no robar' no solo se refiere a bienes materiales, pues más grave es robar la energía o el tiempo de otra persona. «Robar el tiempo de alguien es lo peor que se puede hacer, porque el tiempo no se puede devolver», sentenció Baba Mansukhani.

La primera jornada se dedicó a identificar situaciones que provocan un estado de preocupación

Respecto a la creencia de no acumular, no solo se refiere a elementos físicos, es importante no acumular otras cosas, como por ejemplo ideas. «Acumular más de lo que se necesita, lleva a una pobreza interior», relató. Para esto, Baba ofreció una solución clara: «Perdonar es la mejor manera de no acumular». Además, recalcó que realmente las cosas que acumulamos no nos pertenecen. En este momento lanzó una frase que consiguió llamar especialmente la atención en la sala. «Para saber si algo es tuyo, existe una prueba. Les voy a preguntar y quiero me respondan honestamente, ¿qué tienen que la muerte no les pueda arrebatar con fuerza?» cuestionó.

La segunda ponente, Montserrat Coronado, también asistirá a los restantes días de las jornadas. 'El cerebro, el estrés y las preocupaciones' fue el título elegido para su primera intervención. Tanto el estrés como la ansiedad están tan presentes en nuestra vida que pueden pasar desapercibidos. Por lo tanto, es muy importante en primer lugar, conocerlos, y en segundo, saber tratarlos, o controlarlos.

Cómo funciona el estrés

«Someternos a situaciones continuadas de estrés o tener en nuestra mente informaciones traumáticas durante mucho tiempo sin sanar, produce los mismos efectos que los que podría sentir una cebra al correr delante de un león durante mucho tiempo», explicó la psicóloga.

«¿Pensáis que algo malo puede pasaros, o por lo contrario creéis que todo va a ir bien?», preguntó. Porque depende de si nos sentimos protegidos o no, sentiremos calma o sentiremos estrés. «Si me siento desprotegida, voy a tener más estrés, y eso provoca estar constantemente en alerta. El problema de estar siempre alerta es que me puedo volver paranoico», comentó Coronado.

Los alumnos mostraron su satisfacción con la primera sesión de las jornadas al terminar las intervenciones. «Es una buena iniciativa, algo que faltaba en la Universidad, porque tenemos que conocernos a nosotros mismos para poder avanzar», afirmó Nuria Garrido, estudiante de Psicología.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos