La UMA amplía fronteras

Alumnos y profesores de Pakistán junto a responsables de Relaciones Internacionales de la UMA. :: P. pineda/
Alumnos y profesores de Pakistán junto a responsables de Relaciones Internacionales de la UMA. :: P. pineda

La institución recibe a alumnos y docentes de países como Irán, Pakistán o Palestina a través del programa KA107 de Eramus+

PATRICIA PINEDA

málaga. El programa Erasmus+ amplió las oportunidades de los estudiantes de realizar una parte de sus estudios en otros países, permitiendo la movilidad con destinos más allá de la Unión Europea. En el marco de este plan, la Universidad de Málaga ofrece a estudiantes y profesores de países del norte de África y Oriente Medio poder pasar un periodo de tiempo en la UMA. Para los alumnos, que pueden ser tanto de grado, máster o doctorado, la duración media de la estancia es de cinco meses. En el caso de los docentes se trata de una semana.

Los países de estas zonas que por ahora participan en este programa son Palestina, Irán, Pakistán, Túnez, Argelia y Marruecos. Aunque son becas de movilidad, solamente son de recepción de alumnos en el caso de los estudiantes, ya que los países que participan son peligrosos. Respecto a los profesores, sí tienen la posibilidad de pasar una estancia fuera.

Erasmus+ KA107 es un programa de la Unión Europea para movilidades fuera de Europa. Gracias a él, la UMA consigue la financiación necesaria para poder traer a los estudiantes y profesores. «Les damos una oportunidad a estos estudiantes. Es algo que hacemos desde el punto de vista de la cooperación. Para un estudiante de Pakistán o Irán estar cinco meses aquí es una oportunidad grandísima de ver otro ambiente o cultura», explica Olga Guerrero, directora de Secretariado de Proyección y Cooperación Internacional de la Universidad de Málaga.

«Para un alumno de Pakistán o Irán estar cinco meses aquí es una oportunidad grandísima» Los estudiantes de la UMA no pueden viajar a esos destinos al considerarse peligrosos

«El programa se puede pedir con cualquier país del mundo, pero nos hemos centrado en estos países porque la mayoría de universidades no trabajan con ellos. Es una buena manera de abrir fronteras», continúa. Y es que, al ser muchos de ellos países problemáticos, es muy complejo en ocasiones sacar los visados o gestionar los viajes. «Es complicado el tema de los visados porque muchas veces piensan que hay fuga de cerebros y que van a quedarse aquí», comenta Margarita Delgado, responsable de Proyectos Internacionales.

Buenas experiencias

El doctor Muhammad Aamir es profesor en la Universidad de Sir Syed, en Pakistán, y lleva visitando Málaga desde el año 2009. «Es mi segunda casa», afirma. «La experiencia es excelente, siempre me tratan muy amablemente». Lo que más sorprende a estos alumnos y profesores es el acceso a todos los recursos.

El doctor Javier Poncela coordina a los alumnos y profesores que llegan al área de Telecomunicación. Él ha viajado seis veces a Pakistán y comenta que el nivel de los estudiantes es «similar» al de aquí, pero que «se nota la falta de recursos». «Los currículos son muy parecidos y las expectativas también. Siempre me he sentido genial allí», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos