Alumnos de la UMA diseñan un centro de acogida para refugiados en el Puerto

Parte exterior del proyecto realizado por el exalumno Alberto Pabón. :: crónica/
Parte exterior del proyecto realizado por el exalumno Alberto Pabón. :: crónica

Estudiantes de Arquitectura elaboran dos proyectos para crear un espacio de atención de emergencia que también serviría para la llegada de pateras

SANTIAGO MOLINA

málaga. Las personas refugiadas e inmigrantes que entran de forma irregular llegan a Europa con la muerte en los talones, con miles de kilómetros a sus espaldas y la idea de una vida mejor en los ojos. Por esa idea, superan todos los obstáculos que encuentran, lidian con mafias y arriesgan la vida. Algunos incluso la pierden. Escapan de los problemas que asolan sus países y de la precariedad que viven, acudiendo a la promesa de una vida mejor. Pero una vez que llegan a Málaga, se topan con la realidad.

Y una de esas realidades es un recibimiento totalmente deshumanizado, frío, a la intemperie, y problemas para poder encontrarles un alojamiento temporal en un entorno totalmente desconocido para ellos. La creación de un centro de acogida en Málaga es una demanda largamente reivindicada desde las entidades sociales que trabajan con las personas refugiadas e inmigrantes. Un centro que, por ejemplo, evitaría el tener que alojar de emergencia a las personas recién llegadas en patera en pabellones deportivos no preparados para ello como ocurrió hace solo unas semanas en Ciudad Jardín. Ahora, estudiantes de la Universidad de Málaga han finalizado un proyecto para construir un espacio para esa primera acogida urgente en el Puerto que evitaría que estas personas sean atendidas en las condiciones actuales, al raso, ante la confusión y el frío.

Desde la Escuela Técnica Superior de Arquitectura -dentro del Plan de Apoyo a los Refugiados creado hace un año por la UMA- se propuso la construcción de una estructura que pudiese hospedarlos en el momento de su llegada para refugiarse de la intemperie y de los problemas a los que se enfrentan las autoridades para conseguirles un lugar en el que quedarse.

Las propuestas han contado con el apoyo de distintas ONG que atienden a refugiados e inmigrantes La construcción propuesta sería desmontable y transportable en el caso de necesidad

La iniciativa partió del profesor de la asignatura 'Proyectos Arquitectónicos V', Antonio Álvarez, que, además, ocupa el cargo de Adjunto a la Dirección Extensión Universitaria e Infraestructuras de la UMA, y de los profesores Fernando Pérez del Pulgar y Ferrán Ventura Blanch. «Queríamos encontrar una solución al problema de estas personas que llegan al Puerto. También, era una forma de mostrarle a las autoridades que es posible construir un lugar adaptado a sus necesidades cuando llegan», explicó Álvarez.

Por ello, le propusieron a los alumnos un ejercicio que planteaba la búsqueda de una solución para esta situación. Después de realizar una sesión informativa con representantes de la Delegación del Rector para la Igualdad y la Acción Social, Cruz Roja, Málaga Acoge, el Centro Español para la Ayuda al Refugiado y del Colegio de Abogados, los estudiantes realizaron un análisis de las condiciones en las que llegaban estas personas para llevar a cabo diversas propuestas en grupos.

El concepto era poder construir un contenedor de rápida fabricación, de bajo coste y, para facilitar su movilización en caso necesario, ser desmontable. El hecho de que fuese desmontable responde a la necesidad de su desplazamiento si el Puerto los consideraba necesario. El solar que eligieron para su hipotética colocación fue el que se ubica en un extremo de la nueva plataforma en la desembocadura del río Guadalmedina, que, actualmente, está en desuso. Sería un alojamiento de emergencia para estas personas. Álvarez apuntó a que es viable llevar a cabo este proyecto y que sea desmontable «permite una fácil utilización y daría más opciones a que se aprobase su construcción». «No sería una estructura molesta», indicó.

Los proyectos seleccionados han sido los de los estudiantes -ya graduados- Alberto Pabón, Luis Chodie y Antonio Osuna. Para estos alumnos posee una importancia vital, pues si el proyecto se llevase a cabo serviría para ayudar a muchas personas que cada vez y con más frecuencia llega a las costas de la ciudad de Málaga. Allí podrían recibir atención médica en mejores condiciones y más rápido. Esto se debe a que las instalaciones estarían habilitadas para contar con el servicio médico dispuesto y preparado.

Implicación

«Este proyecto, sea el de mi grupo o el de mis compañeros, se puede realizar. Sólo hay que obtener el permiso y construirlo. No puede recibir ningún tipo de queja porque ofrece todas las facilidades al Puerto», dijo Antonio Osuna.

El componente humano, la realidad que representa y su actualidad constante de este propósito sirvió para que estos alumnos tratasen la propuesta con una especial dedicación. Todos aseguran que se han implicado al máximo para dar una respuesta real.

«Cuando empezamos a trabajar intentamos reflexionar sobre el significado que tendría para la vida de muchos refugiados», explicó Osuna. Ahora, las dos propuestas para el proyecto están a disposición de las entidades sociales y de la Universidad para intentar darle el empujón que necesita y presentarlo a las autoridades competentes en busca de financiación. Los docentes destacan que el contacto con las ONG ha provocado un entusiasmo mayor entre los alumnos y el resultado es un trabajo que va mucho más allá que una propuesta de clase.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos