Un alumno idea un sistema para convertir el plástico en combustible para vehículos

Fernando Matías, en la Escuela de Ingenierías Industriales. :: S. m./
Fernando Matías, en la Escuela de Ingenierías Industriales. :: S. m.

Fernando Matías, estudiante de Ingeniería Eléctrica e Industrial, consigue el tercer premio en un concurso de Endesa sobre eficiencia energética

SANTIAGO MOLINA MÁLAGA.

Para la sociedad, cada vez es más importante la eficiencia energética y evitar, en la medida de lo posible, los efectos contaminantes que se producen con la combustión. Es por ello que Endesa convoca un premio dedicado a esta problemática, cuyos protagonistas son los estudiantes que tengan ideas innovadoras y que den nuevas visiones sobre el consumo energético y su producción. Fernando Matías, estudiante en la Escuela de Ingenierías Industriales de la Universidad de Málaga, ha resultado ganador del tercer premio de este certamen, denominado 'Las ideas se mueven', que trata de encontrar a jóvenes talentos en el mundo universitario que aporten nuevas expectativas en el campo de la eficiencia energética. En esta convocatoria, la primera que se realiza en Andalucía y Extremadura, Matías ha conseguido subirse al podio y ganar los 1.000 euros del tercer puesto gracias a 'Biofy', una herramienta que permite transformar el plástico en combustible para vehículos.

Matías, que está en último curso del Doble Grado de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Industrial, pensó que este proyecto era la forma más útil de reciclar el plástico.

En primera instancia, el petróleo que se recupera puede servir como combustible para motores de barcos, maquinaria agrícola e industrial y para grandes hornos, como las cementeras. Pero si se vuelve a refinar puede convertirse en diésel o gasolina para los coches. Pero ésta no es la única ventaja que aporta; cuando se transforma en diésel o gasolina, al tener menos azufre hace que su huella de carbono sea menor que el resto de combustibles normalmente utilizados en los vehículos de transporte.

«En Europa hay una tendencia muy positiva de eliminar los vertederos, pero no tenemos un método para eliminar el plástico ni reutilizarlo, y es aquí donde está la utilidad que le vi a mi idea. Por eso, 'Biofy' es una solución a todo este problema, ya que descartaría una gran cantidad de plástico que parece inservible», explica el joven ingeniero.

Modelo de negocio

Respecto a la sensación de que su proyecto se encontrara entre los seleccionados, afirma: «Me hace muy feliz ganar el tercer premio, es una forma de reconocimiento a mi trabajo». «Estamos trabajando en un modelo de negocio, intentado contactar con empresas e inversores y todo el aparato para montar una empresa que espero que empiece a funcionar el año que viene, así como hacer una búsqueda de clientes», apunta Matías.

Para hacer realidad este proyecto cuenta con un equipo compuesto por dos compañeros más. También ha presentado otra idea a un concurso en Alemania que trata de reducir los tiempos de espera cuando las personas están en la consulta del médico.

«Estoy muy contento de que haya surgido esta oportunidad para trabajar en un futuro cercano. Es una sensación de satisfacción muy grande. Pero lo que intento es ayudar a los demás, es lo que me gusta», destaca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos