Medicina estrena un aula de habilidades para hacer prácticas

El aula de habilidades que se estrenará al completo el próximo curso.
El aula de habilidades que se estrenará al completo el próximo curso. / Crónica
  • El centro contará a partir del próximo curso con un espacio en el que los alumnos podrán realizar simulaciones clínicas

La Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga estrenará una nueva aula de habilidades a finales de este año en la que los estudiantes podrán realizar simulaciones clínicas y prácticas reales. Se trata de un proyecto en el que el centro lleva trabajando cinco años y que ya se encuentra en funcionamiento, aunque bajo mínimos a modo de prueba. El objetivo es desarrollar actividades de formación de grado y posgrado basadas en los modelos de simulación y la adquisición de habilidades clínicas para completar la formación de los alumnos.

Según los responsables del centro, constituirá una herramienta formativa útil para mejorar la calidad de las prácticas en asignaturas de áreas clínicas. El tiempo que pasen los alumnos en el aula de habilidades les permitirá adquirir destrezas y aprender procedimientos que no podrían realizar en tan poco tiempo en las prácticas clínicas en los centros sanitarios.

Se trata de una apuesta de la facultad para el próximo curso. «Queremos programar su uso de manera generalizada para todas las áreas de conocimiento clínicas y algunas asignaturas básicas», destaca el decano del centro, Pablo Lara. El espacio incorporará además sofisticados modelos fisiológicos, patológicos y farmacológicos.

Actualmente, la facultad sigue trabajando para terminar las obras y poder crear un equipo de colaboradores para organizar las actividades docentes. «La dotación de modelos de entrenamiento y simuladores también se ha convertido en algo prioritario para crear un entorno de aprendizaje innovador, diseñado para transformar y enriquecer la experiencia de aprendizaje, asegurando que de forma programada todos los estudiantes puedan adquirir una serie de procedimientos básicos», explica Lara.

En cuanto al material, éste será clave para que los estudiantes puedan desempeñar sus funciones de forma óptima. Este permitirá asegurar la formación en los cursos de grado y la organización de actividades de formación especializada de posgrado.

Los modelos de simulación de los que dispondrá la nueva aula serán: un simulador materno fetal y de paciente adulto; un sistema de entrenamiento para auscultación cardiaca y respiratoria; dos simuladores para exploración de fondo de ojo; dos entrenadores para tacto rectal y examen de próstata; un entrenador de inserción de tubo nasogástrico; un entrenador para punción arterial; dos simuladores de punción lumbar y anestesia epidural; dos cabezas para manejo de vía aérea y manejo de vía aérea quirúrgica, entre otros.

El laboratorio por dentro

El espacio, ubicado en la planta sótano de la Facultad de Medicina, en el campus de Teatinos, cuenta ahora con 250 metros cuadrados de superficie, que pasarán a ser 500 cuando finalicen las obras. En el recinto habrá diversas áreas: multifuncional, de habilidades, y tres de simulación; así como un quirófano experimental.

En cuanto al equipo profesional para que el espacio pueda funcionar, contará con personal docente e investigador, así como con tutores de aula de habilidades, que podrían ser residentes MIR (Médico Interno Residente) de los primeros años o alumnos bien preparados que sirvan de apoyo para el desarrollo de actividades, según señala Lara. Una nueva opción para los futuros médicos que será pronto una realidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate