Diario Sur

Alumnos con perfil tecnológico e idiomas, los más demandados en la Feria de Empleo de la UMA

Estudiantes de todas las facultades se acercaron a la Escuela de Ingenierías Industriales, que acogió la feria.
Estudiantes de todas las facultades se acercaron a la Escuela de Ingenierías Industriales, que acogió la feria. / Álvaro Cabrera
  • Unos 3.000 estudiantes asisten al encuentro con las empresas para conocer ofertas laborales y dejar su currículum

El objetivo de cualquier estudiante es conseguir un empleo acorde a su formación y sobre todo poder dedicarse a lo que le gusta. Encontrar trabajo no es una tarea sencilla, por lo que hay que ponerle muchas ganas y empeño para lograrlo. Una de las dificultades más importantes para los que se incorporan al mercado laboral es conocer las ofertas disponibles y poder tener contacto directo con las empresas. Para facilitar esta tarea a los universitarios, la UMA organizó la semana pasada la tercera edición de la Feria de Empleo, un evento en el que unos 3.000 jóvenes pudieron conocer y entrevistarse en persona con representantes de más de una treintena de empresas de diferentes sectores.

Muchas compañías aprovecharon la feria para darse a conocer y buscar nuevos talentos, por lo que aceptaban currículos de toda la gente que se presentaba, pero tenían muy claro lo que buscaban: alumnos con perfiles relacionados con la tecnología y que tengan un buen nivel en inglés y en otros idiomas, además de disponibilidad geográfica.

El pasado miércoles, día 10, la feria daba comienzo para miles de alumnos que llegaban cargados de ilusión y de currículos, y con muchas ganas de encontrar alguna posibilidad de trabajo en las diferentes empresas que participaron en el evento, como es el caso de María Puertas, una estudiante del Grado en Dirección y Administración de Empresas, que fue dispuesta a darse a conocer y poder hacer prácticas este verano. «Hay una gran oferta, y te dan la posibilidad de entregar tu currículum, es una forma rápida y directa de contactar con empresas», decía esta alumna de tercer curso.

Las empresas que participaban en los ‘stands’ también se volcaron en el evento, presentando a los alumnos su filosofía y animándoles a dejar su currículum para poder llegar a formar parte de la compañía. «Tenemos puestos de todo tipo, muchas veces nos quedamos solo con la idea de los supermercados y hay mucho más detrás. Esta iniciativa es muy buena para que los universitarios conozcan lo que ofrecemos», explicaba Inmaculada Reina, de Lidl.

Disponibilidad geográfica

Numerosas compañías buscaban alumnos del ámbito de la tecnología. «Estamos interesados especialmente en ingenieros de telecomunicaciones, informática y telemática. Somos una empresa a nivel europeo, con sede en Madrid y una oficina en Córdoba», comentaba Antonio Puentes, de Redsys. Esta era la tendencia general de muchas de las compañías: ofrecer puestos fuera de la provincia de Málaga.

«Pueden trabajar en Malta, Marbella o Noruega, les damos esa posibilidad. No pedimos experiencia, solo que tengan ganas», subrayaba Emilio Camacho, responsable de Gaming Innovation Group, una empresa con sede en Marbella que buscaba perfiles de programadores, marketing y diseño.

La disponibilidad geográfica no parecía ser un problema para los estudiantes. «Estoy abierto a todo, no me importa si me llaman para fuera de Málaga», contaba Fernando Cabeza, un estudiante de Matemáticas que recorrió los ‘stands’ de la feria en busca de unas prácticas, una opción muy ofertada por las empresas. «Buscamos becarios para el verano, nos interesa gente activa, con ganas de aprender y que se maneje en inglés y alemán, ya que tenemos muchas oficinas por la Costa del Sol», apuntaba Esther Camarero, del expositor de Unicaja.

Además de la oferta privada, la parte pública también ocupó gran parte de la feria, y fue una de las opciones más demandadas por los universitarios. «Lo que más nos están preguntando es sobre puestos de administrativo del Estado o de la Junta de Andalucía», apuntaba Maika Gil, de la academia de oposiciones Jesús Ayala, que ve la feria como «un portal para darnos a conocer entre los estudiantes».

Este ‘stand’, junto con el de las Fuerzas Armadas, fueron los que más estudiantes acapararon. «No hemos parado en toda la mañana, la gente se está interesando, ya que es una opción que antes no tenían en cuenta y que ahora ven más viable», afirmaba el teniente Sacristán.

Juegos y charlas

Los expositores no era lo único que podía visitarse en el hall de la Escuela de Ingenierías. También se organizaron numerosas charlas y actividades dirigidas a orientar a los alumnos en la preparación de su currículum, como Talent At Work, una iniciativa pionera este año en la que diferentes profesionales debatieron sobre los perfiles que buscan las empresas.

La feria virtual también fue una opción muy utilizada. Abierta un día más que la presencial, los alumnos pudieron dejar sus currículos de forma ‘on line’. «Recomendamos entregarlo en la web, así ahorramos papel», comentaba Elena Arroyo, de Unit4.

El rector de la UMA, José Ángel Narváez, que inauguró la feria, destacó que es «un paso más en la colaboración entre las empresas y la Universidad, cuya relación debería ser más real».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate