Diario Sur

'Pokémon Go' suspende en la UMA

Dos estudiantes juegan a 'Pokémon Go' en las inmediaciones de la Escuela de Informática. :: Pablo collantes
Dos estudiantes juegan a 'Pokémon Go' en las inmediaciones de la Escuela de Informática. :: Pablo collantes
  • Pese al éxito inicial del juego, las pokeparadas y gimnasios de los campus se quedan vacíos ante el hartazgo de los alumnos

El aviso de que cerca hay un Dragonite, un Venusaur o un Blastoise puede poner en jaque al mejor de los profesores. Tal vez no se dé una estampida como las vistas en EE UU, pero seguro que más de uno abandonaría la clase en busca de la preciada criatura virtual.

'Pokémon Go', juego que copó portadas de medios y revistas hace unos meses, está aprovechando sus últimos minutos de prórroga. En EE UU, según publican varias revistas especializadas, habría perdido en septiembre el 80% de sus usuarios de pago y comparándolo con los primeros días, su interés en España parece que también ha decrecido. Esta tendencia también se deja ver entre los jugadores universitarios malagueños. Un ejemplo es Anabel Torres, estudiante de Periodismo, quien explica que ha dejado de jugar porque le parece muy monótono, no hay incentivos y esperaba actualizaciones que ofrecieran luchas entre entrenadores.

Pero, ¿qué pokémones esconde la Universidad de Málaga? Salvo por contadas excepciones, la UMA es un hervidero de criaturas fáciles de encontrar. Venonat, Rattata, Pidgey, Growlithe, Machop, Meowth, Sandshrew, Spearow, Ekans, Doduo, Paras, Pidgeotto, Abra, Gastly y Bulbasaur son los principales pokémones que hay por las diferentes escuelas y facultades.

Criaturas extrañas

Aun así, hay un par de hechos destacables en la UMA. En la rotonda cercana a la autovía se encuentra un punto de aparición de Porygon, uno de los pokémones más raros. Pero aunque puede encontrarse allí, la dificultad reside en que solo aparece unas dos veces a la semana y durante un periodo muy escaso de tiempo. Por otro lado, los principales gimnasios que hay en las facultades de Teatinos suelen pertenecer al equipo azul, el más habitual entre los universitarios. Estos lugares de entrenamiento se encuentran en el Aulario Severo Ochoa, en el Contenedor Cultural, en la Biblioteca General, en la Facultad de Informática, en el Complejo Deportivo, en la rotonda de la Facultad de Ingeniería Industrial, en el edificio Ada Byron y en el Teatro Cánovas de El Ejido.

Aun así, Dragonite, una de las criaturas virtuales más difíciles de conseguir, también se ha dejado ver en las inmediaciones de Teatinos, concretamente en la calle Flaubert. «Lo vi en FastPokeMap y le quedaban 12 minutos, cogí el coche, fui corriendo y tuve que gastar alrededor de 40 Bayas Frambu, 20 SuperBall y 20 Ultraball para hacerme con él», explica el estudiante Alberto Tambrig, a quien se puede considerar un experto en 'Pokémon Go', aunque también dejó de jugar debido a que tenía «la Pokédex prácticamente completa y no había ningún otro tipo de aliciente».

En próximas actualizaciones se prevé que se incluyan misiones diarias y logros con los que solventar las principales quejas que los usuarios tienen del juego desarrollado por Niantic.