Diario Sur

La Junta abonará 44.000 euros a 174 alumnos por los gastos para obtener el B1

  • La administración regional paga hasta 300 euros por universitario para cubrir el coste de los centros de idiomas

málaga. Un alto porcentaje de universitarios llega al final de la carrera sin poder acreditar un nivel B1 en idioma extranjero, uno de los requisitos que marcan los nuevos planes de estudios para que un alumno pueda conseguir el grado. La Junta de Andalucía puso en marcha el curso pasado una línea de ayudas para que la situación económica de las familias no sea impedimento para alcanzar este nivel en idiomas. Pero la falta de información y las propias bases de esa primera convocatoria provocaron un escaso interés por parte de los alumnos. La gestión de estas ayudas se pasó entonces a las universidades, y el resultado de este curso es que 174 universitarios malagueños recibirá más de 44.000 euros para sufragar estos gastos en academias y centros de estudios, públicos o privados.

La ayuda máxima para estos gastos en formación en idiomas es de 300 euros, y es requisito aportar facturas oficiales, además de ser becario en el régimen general del Ministerio de Educación y haber estado matriculado en el curso anterior y, por supuesto, acreditar las competencias lingüísticas en un nivel B1 al menos.

Aunque el máximo de la beca es de 300 euros, sólo se financian aquellos gastos debidamente justificados, aclara el vicerrector de Estudiantes, José Francisco Murillo Mas. Este dinero, explica, lo transfiere la Junta de Andalucía a la Universidad de Málaga.

Por otra parte, para los alumnos que deciden realizar este examen de nivel en la Fundación General, la UMA financia la mitad del coste del examen, que es de 60 euros. En el caso de la última prueba realizada, el pasado mes de septiembre, solicitaron la devolución de los 30 euros 191 estudiantes, con un total de subvención por parte de la UMA de 5.730 euros.

Ayudas de emergencia

Por otra parte, se ha hecho pública la convocatoria de las ayudas para estudiantes en situación de emergencia. Este año se ha incluido entre los supuestos que dan derecho a esta beca ser 'personas en movimiento', lo que se conoce como refugiados pero que aún no tienen esa condición legal, explica Murillo Mas. Se puede solicitar en casos de una disminución drástica de ingresos por fallecimiento, separación o divorcio, enfermedad grave, desempleo o catástrofes naturales. La UMA destina 55.000 euros a abonar la mitad de la matrícula, el alojamiento en la residencia universitaria o bonos de comedor.