Diario Sur

«Las telecomunicaciones son una profesión de presente y de futuro»

«Las telecomunicaciones son una profesión de presente y de futuro»

  • José Francisco Paris Ángel Profesor titular de Ingeniería de Comunicaciones

José Francisco Paris (Málaga, 1971) es ingeniero de Telecomunicaciones, pero sobre todo es profesor. Una vocación que lleva ejerciendo casi 20 años y que le hace disfrutar aún más de su trabajo. Una de sus investigaciones le ha hecho ganar un premio internacional al mejor artículo sobre propagación -publicado en 2014 en la revista 'IEEE Transactions on Vehicular Technology'-, pero lo que de verdad le apasiona es dar clase. «Yo soy muy de Málaga», dice este ingeniero que ha pisado universidades tan importantes como la de Stanford, donde hizo una estancia en 2005 que «marcó un antes y un después» en su carrera investigadora. Una experiencia que no descarta volver a repetir en algún momento.

¿De que trataba el artículo por el que ha sido premiado?

Es un poco complicado de explicar. Digamos que es un modelo matemático que permite analizar las redes de los sistemas de comunicaciones actuales, como las de móviles.

¿Qué relevancia tiene dentro de este campo la institución que le otorgó el premio?

Las revistas científico- técnicas se clasifican dentro de un 'ranking' llamado JCR, que mide el impacto científico. Normalmente se clasifican en cuartiles, y la revista en la que se publicó el artículo está dentro del primer cuartil, por lo que es de las más importantes. La institución que publica la revista es IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), que dentro del ámbito teleco es la que tiene más prestigio, viene a ser como el colegio de ingenierios norteamericano.

¿Por qué eligió ser ingeniero de telecomunicaciones?

Yo tengo una vocación muy amplia, siempre dentro del ámbito científico-técnico. Digamos que me gustan las ingenierías, y algunos temas de ciencias. De hecho estoy estudiando el grado en Matemáticas. Teleco es una ingeniería muy interesante para alguien con esa vocación, porque es una profesión de presente y de futuro. Hoy en día no hay que convencer a nadie de la importancia que tienen las telecomunicaciones y además, a quien le gusten las matemáticas y la física, hay muchos temas de Teleco que son muy cercanos a estas ciencias.

¿Su trayectoria profesional ha estado siempre ligada a la Universidad de Málaga?

Si, desde siempre. Estudié aquí, y entré como profesor asociado en el año 1997 mientras trabajaba en Alcatel, aunque solo estuve un año y medio. Después hice la tesis doctoral aquí también, y luego pasé a ser profesor titular.

¿Se plantea salir de las aulas?

Para nada. Yo tengo una vocación total por la universidad. Honestamente, yo empecé aquí por la docencia, a mí lo que me gustaba es dar clase, lo de la investigación lo veía una cosa lejana, aunque es verdad que luego me fue gustando. Hice una estancia en la Universidad de Stanford, que es la segunda más importante del mundo en ingeniería, y esto marcó un antes y un después en mi trayectoria de investigación. Es un mundo muy bonito, pero no me plantearía ser solo investigador. Tengo mucha vocación. Desde luego, si no hubiera sido profesor de universidad lo hubiera sido de instituto.

¿Cómo atraería a los alumnos que aún no tienen claro qué carrera quieren estudiar?

Este comentario va dirigido principalmente a los alumnos que tengan una vocación científico- técnica. Yo los animaría a optar por una ingeniería, ya que son carreras de presente y de futuro. También pueden optar por carreras de ciencias, como Matemáticas o Bioquímica si tienen cierta inclinación por esta rama, ya que casi siempre es rentable e interesante estudiarlas, porque el mundo va hacia esa dirección. Yo creo que es una apuesta bastante segura. Si es verdad que el número de alumnos ha bajado en los últimos años.

Son los únicos grados con plazas disponibles en septiembre. ¿Por qué?

No tiene sentido que en estas carreras haya menos gente, porque es difícil encontrar un estudiante de Teleco o de cualquier ingeniería que no tenga un trabajo al salir de la carrera, se consiguen trabajos muy buenos en muy poco tiempo.