Diario Sur

Link by UMA se consolida como vivero de empresas de éxito

  • Diez nuevos proyectos de universitarios se instalan en el Rayo Verde tras un balance positivo de las 'startups' que inauguraron la incubadora

málaga. Son ya 15 meses de vida los que tiene el vivero de empresas Link by UMA-ATech, la cuna de proyectos con base universitaria situada en el Rayo Verde, el edificio que comparten la Universidad y el Parque Tecnológico de Andalucía en el campus de Teatinos. Un espacio de emprendimiento que se consolida como vivero de empresas de éxito tras la buena trayectoria de las ocho iniciativas que ocuparon las instalaciones durante su primer año de funcionamiento, tal y como destaca el vicerrector de Innovación Social y Emprendimiento de la UMA, Rafael Ventura. Estos proyectos han dado el relevo a otros diez que desde hace unas semanas vienen desarrollándose en la incubadora y que resultaron ganadores y finalistas en la vigésima edición de los premios anuales Spin-Off, que tuvieron lugar en julio. Durante un año, los creadores de estas 'startups' de carácter innovador dispondrán del espacio de Link by UMA-ATech para recibir asesoramiento y formación y desarrollar su trabajo.

Estas diez jóvenes empresas pertenecen a diversos sectores. Entre ellas puede encontrarse desde aplicaciones para que pacientes con enfermedades raras puedan controlarlas, hasta una iniciativa que mejora el tiempo de espera en aeropuertos o estaciones de autobuses mediante cápsulas cama acoplables entre sí para descansar con seguridad y comodidad por horas.

Durante su estancia gratuita en la incubadora, accederán a un programa de formación y servicios de consultoría y asesoramiento jurídico y empresarial. Tal y como lo hicieron las empresas predecesoras, que hoy ya vuelan solas: X-Ray Data Services, Exotic Fruit Box, Don't Stop Me, Workkola, Nayade Psicólogos, Inmertec, No Wait y 3D Málaga. Unos proyectos que, según Ventura, «se constituyeron como empresa, a excepción de 3D Málaga, cuya promotora se dio de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos».

En cuanto a la trayectoria de los mismos tras su salida de la incubadora, señala que «todos los proyectos han tenido una evolución muy favorable, siendo ganadores algunos de ellos de otros concursos o programas para emprendedores con financiación como los de Fundación La Caixa, Yuzz Málaga, Premio Junior del IMFE, entre otros». Además, señala el vicerrector, «fueron foco de atención de diferentes aceleradoras empresariales».

Desafíos para el relevo

Todos recibieron asistencia técnica y acompañamiento inicial a la actividad empresarial en los siguientes ámbitos: formación y asesoramiento para el desarrollo del plan de empresa; apoyo técnico y asesoramiento en materia de requisitos legales, administrativos y fiscales para la constitución de empresas; orientación en materia de gestión empresarial; asesoramiento jurídico/legal especializado y apoyo en la búsqueda de fuentes de financiación. Esta primera tanda de proyectos abandonaron sus despachos el pasado mes de septiembre para dejar paso a nuevas empresas.

La entrega física de los despachos hace unas semanas se enmarcó en una dinámica que permitió la interacción entre los diferentes proyectos, tanto los que acaban de llegar como los que abandonaban el edificio del Rayo Verde. Para alcanzar las llaves de su oficina, los emprendedores tuvieron que enfrentarse a toda una mañana de juegos en el marco de un evento sorpresa: Spin-Off Escape. Decenas de puzzles, rompecabezas, enigmas y desafíos esperaron a los participantes para poder acceder a su oficina y comenzar a trabajar.

El evento Spin-off Escape está inspirado en las dinámicas de Room Escape, que son juegos de trabajo en equipo consistentes en salir de una habitación en menos de una hora mediante la resolución de pistas y desafíos.

Más actividades

Además del alojamiento de empresas incipientes, Link by UMA organiza numerosas actividades a lo largo del curso. En las programaciones previstas durante este mes, se encuentran entre otras el evento gratuito Social Change Makers, que comenzará mañana y que se trata de un programa en el que se convocarán a una treintena de estudiantes para una formación de 30 horas de duración en el que «se cubrirán las necesidades de los colectivos vulnerables y en el que se pretenden generar nuevas relaciones sociales y nuevos modelos de colaboración», según señala Rafael Ventura.

Con este programa, destaca que «queremos perfiles que sean generadores del cambio social». Asimismo, el día 24 tendrá lugar el maratón de emprendimiento denominado Ideas Factory, que en su IV edición acogerá a 60 estudiantes que durante 48 horas tendrán que elegir una docena de ideas y convertirlas en proyectos reales. Esta iniciativa gratuita tendrá varias categorías: ideas de emprendimiento extremas, social y desarrollo de aplicaciones, entre otras. Todo ello para que los estudiantes puedan empezar a desarrollar sus ambiciones empresariales desde cero.