Diario Sur

Una de las actividades realizadas con un perro. :: crónica
Una de las actividades realizadas con un perro. :: crónica

Alumnos aprenden a aplicar terapias con perros en trastornos autistas

  • Estudiantes de Psicología y Educación participan este curso en unos talleres pioneros en Andalucía

La Universidad de Málaga ha puesto en marcha este curso una novedosa actividad, pionera en Andalucía, que consiste en desarrollar una terapia complementaria con perros para trastornos del espectro autista, considerada muy efectiva por muchos expertos, para que los estudiantes puedan conocer de primera mano los beneficios de estas técnicas.

Alumnos de segundo año de Educación Primaria y de cuarto de Psicología asisten encantados, toda oportunidad de aprender es bien recibida entre los jóvenes universitarios. Dicha actividad se imparte en tres talleres, organizados por la profesora Myriam Delgado, del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, dentro de dos asignaturas: 'Intervención en trastornos del Desarrollo y Atención Temprana' (4º Grado de Psicología) y 'Trastornos del Desarrollo y Dificultades de Aprendizaje' (2º Grado de Educación Primaria).

Para llevar a cabo los talleres se ha contado con la colaboración de la Asociación de Perros de Asistencia Médica (APAMA) y la asociación Evolutio, que agrupa a representantes del colectivo TEA (Trastornos del Espectro Autista), encargados de la formación, desarrollo y orientación de las personas que los padecen.

Estimulación

Es la primera vez que unas aulas universitarias acogen este tipo de talleres con perros. Para el profesorado supone una herramienta muy innovadora a la hora de abordar las prácticas y para los alumnos, la posibilidad de conocer unas terapias alternativas que proporcionan resultados enfocados a paliar sus carencias y a integrarlos mejor en la sociedad.

Por poner algunos ejemplos prácticos, estos perros adiestrados desarrollaron en las aulas de la UMA unas actividades relacionadas con sus ilustrativos títulos: 'No me ves', 'Aquí hay mucha gente', 'Paseo a mi perro' y 'Mis rarezas' son algunas de ellas. Sus objetivos no son otros que combatir, en la medida de lo posible, los movimientos repetitivos, estimular la psicomotricidad, disminuir el bloqueo del paciente ante un tumulto o distraer la atención del público para fijarla en el perro y no en la persona que lo lleva.

Estos talleres son el primer paso para difundir el trabajo que desarrollan APAMA y Evolutio, que acudieron a la UMA con algunos de sus responsables.