Diario Sur

Económicas pone fin a la polémica de la ocupación de su 'parking' por vecinos de la zona

Representantes de Conecta, la asociación de alumnos que recogió firmas para instalar la barrera, posan junto al este dispositivo.
Representantes de Conecta, la asociación de alumnos que recogió firmas para instalar la barrera, posan junto al este dispositivo. / M. R.
  • La facultad instala una barrera en el aparcamiento que limitará el acceso para que solo puedan entrar sus estudiantes

Económicas acaba de arrancar el nuevo curso y con él, llegan las buenas noticias para sus alumnos. Por fin, se ha encontrado una solución para la problemática que cada día se gestaba en el aparcamiento habilitado para los estudiantes debido a que vecinos de la zona utilizaban también este espacio para aparcar sus coches. Finalmente, la facultad ha decidido acabar con la polémica poniendo en marcha un remedio propuesto por la asociación de estudiantes Conecta, que fue la que a finales del pasado curso denunció la situación. Esta asociación llegó a recoger casi 900 firmas en apenas una semana para la colocación de una barrera que limitara el acceso al 'parking' solo a los alumnos matriculados en este centro.

Aunque la decisión ya se tomó a finales del pasado curso, los trabajos para la colocación de la barrera empezaron hace escasas semanas. Según explica el decano de la facultad, Eugenio Luque. «Era un anhelo desde hace bastante tiempo. Veíamos que aparcaban vecinos, personas de otros centros y les quitaban el sitio a nuestros estudiantes, que tenían que perder mucho tiempo buscando aparcamiento por los alrededores», explica Luque. Además, apunta a que apenas había rotación «Los vigilantes también se quejaban porque los vecinos dejaban sus coches estacionados ahí durante días», añade.

La problemática no es nueva, incluso se llegaron a barajar opciones diferentes a la barrera. «A la anterior rectora le propusimos aparcamientos modulares, pero resultaban excesivamente caros, se salían del presupuesto», recuerda el decano.

La barrera ya está colocada y comenzará a funcionar en sólo unos días con un procedimiento totalmente novedoso, ya que el acceso se dará a través del chip colocado en las tarjetas identificativas de la universidad. Un método seguro y sencillo, puesto que los alumnos no tendrán que hacer ningún trámite añadido. Aunque algunos estudiantes se muestran reacios, ya sea por problemas electrónicos o por la posibilidad de extraviar el carné.

Demanda histórica

Pese a esta incertidumbre sobre su funcionamiento, Javier Olmedo, principal representante de Conecta, asegura: «Las personas con las que hemos hablado están muy contentas con la medida. Antes había un malestar generalizado en la facultad porque los alumnos perdían mucho tiempo para poder aparcar sus coches. Pedíamos un sistema similar al aparcamiento de profesores, que ya cuenta con una barrera, y nos lo han concedido».

Una pequeña reforma que puede traer consigo un gran cambio. Sin embargo, las 150 plazas que alberga este espacio, siguen siendo escasas para los más de cuatro mil alumnos de Económicas y así lo reconoce el decano Luque, aunque asegura que es un paso.

Por su parte, los estudiantes que forman la asociación Conecta indican que seguirán buscando nuevas mejoras para su centro. Uno de sus proyectos, que según dicen ya está aprobado y en marcha, es la habilitación de una sala de descanso para los estudiantes, en la que se instalarán con sofás, ordenadores, impresoras y otro tipo de mobiliario, un área para el alumnado que ya se contempla en algunas de las facultades de la UMA.