Un coro con mucho 'swing'

Integrantes del Coro de Ciencias durante uno de los primeros ensayos del año.
Integrantes del Coro de Ciencias durante uno de los primeros ensayos del año. / SUR
  • La agrupación vocal de la Facultad de Ciencias cuenta con un repertorio inusual en el que hay espacio para el jazz o para un tema de la tuna

Unos 670 artistas han versionado 'Unchained melody', una canción asociada a la escena más sensual de 'Ghost'. The Righteous, U2, The Fleetwoods o el mismísimo Elvis han puesto voz a este tema tan inconfundible. Ahora el Coro de la Facultad de Ciencias también se suma a la larga lista. «La agrupación vocal de gente joven», como le gusta llamar a la coral al responsable de la formación, Venancio Álvarez 'Nancho', no se ciñe precisamente a un repertorio habitual. En su último concierto decidieron interpretar una versión jazzística -«con mucho 'swing'», en palabras de Álvarez-, del 'Jingle bells'. Durante su primer ensayo del año vuelven a cantarla. Desde luego que no es el repertorio, ni el coro más tradicional. A esos dos factores se suma el buen rollo que se respira. «Llevo desde los 12 años en coros y no es habitual encontrarse con uno donde te integres con tanta facilidad», confiesa Francisco Manuel Martínez, alumno del Máster de Hidrología de la UMA y miembro más reciente de la coral.

El proyecto nació hace tres años. «Al principio éramos muy pocos. La mayoría de ellos pertenecía a mi clase de Matemáticas. El año pasado se lo comentamos a estudiantes de la facultad y éste decidimos ampliarlo a toda la UMA», explica Álvarez, profesor en el área de Análisis Matemático de la UMA. El encargado de dirigir y enseñar a los miembros de la coral comenzó a estudiar música a los 11 años. «Me formé en el Conservatorio hasta que empecé la carrera y he ido a muchos cursos. Incluso estuve dos semanas en Japón con un coro de allí. Vinieron a España para impartir un taller de formación y me fui con ellos a la vuelta. La experiencia me dejó huella», relata entusiasmado. Tanto es así que Álvarez ha incluido en el repertorio del próximo directo una versión del compositor japonés Takatomi Nobuaga de 'Clavelitos' (sí, habla de la canción de la tuna). "»A diferencia de esa, en la que aparece una sola voz y guitarra, ésta es para varias voces y sin acompañamiento», detalla.

Otra peculiaridad es que cantan 'a capella', potenciando la afinación. «¡A cantar bien las notas, vaya!», comenta entre risas Agustina Castillo, una de las sopranos. Otras formaciones del estilo le dan mucha importancia al número de miembros o a las voces más potentes (tenores o sopranos). «No buscamos grandes voces. Aquí no hay sitio para un cantante de ópera», bromea una de las contraltos. «El coro es la suma de todas las voces», repite Álvarez como si de una fórmula matemática se tratase.

Los requisitos para formar parte del Coro de Ciencias son simples: ser -prioritariamente alumno- de la UMA y pasar el «examen de seriedad», es decir, asistir un mes seguido a los ensayos. «Se hace una prueba para comprobar la tesitura de voz y así saber si es contralto, soprano, tenor o bajo», añade Nancho, que aseñala que están buscando miembros. «Si llegáramos a los 25 -ahora son 15- me plantearía un par de versiones de los Beatles», dice.

Hasta en ucraniano

«En el último concierto cantamos un villancico en ucraniano. Una de las compañeras del coro nació allí y nos ayudó a pulir la pronunciación», subraya Castillo. La joven estudiante de Educación Primaria también hace hincapié en la versión de 'La peregrinación' (Ariel Ramírez) que hicieron. «Para mí fue un orgullo tocar un tema de mi tierra, Argentina», declara. Para el próximo directo tienen preparado nuevas canciones. «A una de las chicas del coro le encanta la música estadounidense de los 50, así es que interpretaremos alguna de Glenn Miller», adelanta el responsable de la coral.