El Wonder Beach enciende Torremolinos

Asistentes al Wonder Beach en Torremolinos / I. G.

El festival gay celebra su segunda edición en el Bajondillo y la Nogalera con un éxito de público mayor que el año pasado

IVÁN GELIBTER

Fiestas en la playa; conciertos, Djs internacionales; ‘pool parties’; bares y discotecasabiertos todos los días; y por encima de todo ello, el trabajo en común de los empresarios gays de Torremolinos. Estas cuestiones llevan siendo esenciales desde hace algo más de dos años para que la localidad costasoleña haya vuelto a ser la referencia en la península ibérica –después de Madrid y Barcelona– del turismo LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales); una verdad tan absoluta como las 40.000 personas que participaron en el Orgullo o los llenos en los hoteles y viviendas turítiscas cercanas a la Nogalera, lo que incluso ha traido consigo la inauguració del primer hotel ‘gay friendly’ de la provincia: el Ritual.

Esta semana ha sido el turno del Wonder Gay Festival, un encuentro que celebraba su segunda edición con una mejor pinta en cuanto a oferta y público. No en vano, el propio Ayuntamiento cifró en unas 10.000 las personas que han participado hasta esta pasada noche y hoy por la mañana, cuando una fiesta en el chiringuito Edén Beach pondrá el broche a un festival que tenía a Rosa como cabeza de cartel –al cierre de esta edición aún no había comenzado el concierto– y a fiestas internacionales como My Pleasure en las distintas discotecas del municipio.

El eje de este encuentro, un año más, volvió a ser el Edén Copas; un local que no lleva mucho tiempo en funcionamiento pero que se ha hecho imprescindible en la Nogalera. Xenon Spain, la estrella del local, animaba a levantar la mano a todos los que vinieran de las ciudades que iba nombrando. Madrid, Córdoba, Granada, Almería, y sobre todo Sevilla, cuyos ciudadanos han dejado de escoger otros destinos como Ibiza para veranear en un Torremolinos que está de moda el turismo gay. Eso sí, se podría decir que aún queda la cuenta pendiente de tener más oferta para las mujeres, ya que más del 90 por ciento de los que han acudido en esta edición al Wonder Gay Festival eran hombres, aunque de distintas edades. «Hemos coincidido con el festival, pero el verano pasado ya vinimos una semana y pudimos comprobar cómo había cambiado. No nos merece irnos a otra ciudad más lejana y más cara para disfrutar del ambiente», señalaba Adrián, que llegaron el pasado martes desde Sevilla.

Desde la música más electrónica del Century On hasta las fiestas en la playa o en piscinas, y pasando el por el glamour de ‘brilli-brilli’ de las travestis del Edén, la amplia oferta del Wonder Beach ha terminado por consolidar un nuevo evento más en Torremolinos.

Fotos

Vídeos