Vídeos de Instagram dirigieron a la Policía hasta el hombre detenido por corrupción de menores en Benalmádena

La policía accede a la caravana del hombre arrestado. / SUR

Las imágenes en las que se ve a jóvenes bailando con escasa ropa y tomando drogas ayudaron al arresto del sospechoso

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

A medida que pasan los días, surgen nuevos datos en la investigación abierta tras la detención de un hombre de 62 años en Benalmádena, acusado de captar a unas 15 menores, a las que facilitaba drogas en su caravana y les ofrecía regalos, llegando, supuestamente, a mantener relaciones sexuales con alguna de ellas. Según ha podido saber este periódico, la Policía Nacional ha recibido una nueva denuncia respecto a este caso. Se trata de una mujer adulta, familiar del investigado, que asegura que cuando era menor de edad sufrió abusos sexuales por parte del arrestado.

La investigación se inició tras tenerse conocimiento de la desaparición de una joven de 14 años, que fue localizada por unos agentes en una caravana estacionada en un descampado del municipio. En este operativo tuvieron una gran importancia varios vídeos subidos a la red social Instagram.

Las fuentes consultadas por este periódico explicaron que fue la madre de la menor, tras localizar la caravana en la que estaba su hija, la que se los mostró a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que se desplazaron hasta el lugar de los hechos. Al parecer, en las imágenes se podía apreciar a varias jóvenes, alguna menor de edad aparentemente, bailando con escasa ropa y consumiendo sustancias estupefacientes, e incluso lo que parecía ser una tableta de hachís.

La mujer indicó que su hija, desaparecida desde hacía varios días, se encontraba en el interior de la caravana, estacionada en una parcela vallada, ya que había oído su voz. Al recorrer el perímetro, los agentes hallaron en la maleza, oculta y tumbada, a la menor, que dijo estar en la casa con el propietario de la caravana consumiendo estupefacientes, siempre según manifestaron las fuentes.

No era la única joven que había allí. Poco después, dos mujeres de unos veinte años de edad abrieron la verja de entrada, con escasa ropa y desaliñadas, asegurando que estaban de fiesta en la caravana.

Finalmente, los policías nacionales detuvieron al propietario de la caravana, que es de nacionalidad española. Asimismo, realizaron un registro en el interior de la misma, hallando dos escopetas, un arco de tiro, un teléfono móvil, una cámara de fotos, una tablet, una tarjeta de memoria, varios CD y unas cartas manuscritas que podrían haber sido redactadas por las menores. También encontraron una balanza de precisión y cogollos de marihuana seca con un peso de unos seis gramos. Junto a la caravana, los policías localizaron un invernadero con cinco macetas de marihuana que arrojaron un peso de 900 gramos, tal y como explicaron desde la Comisaría Provincial.

Tras ello, el hombre fue puesto a disposición judicial durante la jornada de ayer. El Juzgado de Instrucción número 2 de Torremolinos, en funciones de guardia, decretó prisión eludible bajo fianza de 10.000 euros para este hombre, detenido inicialmente por los delitos de corrupción de menores y contra la salud pública. Desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía informaron a Europa Press de que el juzgado tomó dicha decisión respecto al arrestado, por ahora, por un delito contra la salud pública, aunque se ha inhibido a Instrucción 4 para que continúe la investigación judicial.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos