Los vecinos del edificio incendiado en Fuengirola avisaron del mal estado del cuarto de contadores

Al incendio del lunes tuvieron que acudir al menos 14 efectivos entre bomberos y policía./Iván Gelibter
Al incendio del lunes tuvieron que acudir al menos 14 efectivos entre bomberos y policía. / Iván Gelibter

La comunidad de propietarios solicitó incluso en junio de 2016 una prueba pericial que recomendaba dejar de usar esta habitación

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Un incendio calcinó este pasado lunes el cuarto de los contadores de la urbanización Las Palmeras, en Fuengirola, lo que provocó 14 heridos, además de una evacuación de 50 personas y la ausencia de electricidad en el edificio, que según fuentes consultadas no ha podido ser aún reparada. Sin embargo, los vecinos sostienen que el incendio pudo evitarse, ya que manifestaron en varias ocasiones el mal estado de este cuarto así como la petición de que se solucionara.

Según una serie de documentos a los que SUR ha tenido acceso, este cuarto de contadores, ajeno a la comunidad de propietarios, ya se encontraba en esta situación en junio de 2016, cuando está fechado una prueba pericial independiente encargada por los vecinos de una de las torres. Así, el informe señala que este cuarto (que ya fue objeto de un incendio anterior), «no reúne las condiciones de seguridad necesarias», y advierte de que éste no debería utilizarse «hasta que no se hayan subsanado las deficiencias existentes». «Consideramos que debe procederse a una valoración de estado por parte de las autoridades competentes (Consejería de Empleo, Empresa y Comercio)», añaden en las conclusiones.

Posteriormente a esta prueba pericial, desde la comunidad de propietarios se mandó un escrito a la Junta de Andalucía alertando sobre esta cuestión. La respuesta, en este caso, hacía referencia a una obra subsidiaria de mejoras de la urbanización comunicada en este caso por el Ayuntamiento, señalando que había intención de «solapar» ambas actuaciones.

Ya en 2017, la comunidad de propietarios hace saber que las obras subsidiarias se habían realizado, pero que Endesa aún no había cambiado de sitio el cuarto de contadores al no tener un espacio escogido para tal efecto. A este último escrito, desde la Junta responden que es la empresa encargada del abastecimiento eléctrico la que se debe ocupar de instalar el cuarto de los contadores para esta parte de la urbanización. De forma paralela, la Junta notificaba al propio Ayuntamiento de la problemática de la urbanización Las Palmeras.

El peor escenario

Pese a toda esta relación epistolar entre los propietarios, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, finalmente este pasado lunes -y tras no haber encontrado una solución en casi dos años y con un informe pericial por delante- se dio el peor escenario de todos. Catorce personas heridas. Ese fue el balance de este incendio hasta el que se tuvieron que desplazar dos dotaciones de bomberos de Fuengirola y una de Mijas, además de agentes de la Policía Local, Nacional y servicios sanitarios.

El hecho de mayor gravedad fue que una mujer resultó herida al intentar salir del inmueble por sus propios medios, por lo que fue trasladada al Hospital Costa del Sol. Además, otras trece personas resultaron heridas y alrededor de medio centenar de residentes tuvieron que ser evacuados.

También, y como medida de prevención, la calle Jacinto Benavente, donde se encuentra el edificio, fue cortada al tráfico. Según confirmaron desde bomberos, el incendio comenzó en el cuarto de contadores del inmueble, que se encuentra situado en la denominada como 'planta jardín', en una especie de terraza. A pesar de la rápida actuación de los efectivos, una mujer quiso salir de la primera planta donde se encontraba a través de la terraza, por lo que se precipitó y resultó herida. Los servicios sanitarios la llevaron al Hospital Costa del Sol para que fuese atendida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos