Vecinos de Benalmádena reclaman la demolición de la rotonda de la avenida Antonio Machado por seguridad

La rotonda permanece parcialmente vallada. / A. G.

La glorieta, sin espacio suficiente y con un giro prohibido, ha provocado ya varios accidentes y cuenta con un informe negativo de la Policía Local

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Varios accidentes registrados en la rotonda ubicada en la avenida Antonio Machado de Benalmádena, a la altura del Hotel Villasol, han provocado que el Ayuntamiento baraje su demolición. Un informe negativo de la Policía Local confirma que la glorieta, que permanece cerrada y parcialmente vallada pese a que su construcción finalizó hace semanas, incumple las medidas necesarias para ser transitada por motivos de seguridad, según el concejal de Urbanismo, Óscar Ramundo. El concejal no adscrito planteó en el pleno de julio tres posibilidades: acometer una reforma para que la rotonda no obstaculice la fluidez del tráfico, reducir los carriles o demoler la obra. La disyuntiva planteada por la coalición de gobierno tiene lugar después de que la edil de Personal, Beatriz Olmedo, realizase un giro indebido en la rotonda y arrollase a un motorista que tuvo que ser hospitalizado por una lesión en la pierna.

Olmedo iba en dirección Fuengirola cuando cambió de sentido hacia Torremolinos en una glorieta donde los giros están expresamente prohibidos por una señal. Fue entonces cuando su vehículo colisionó contra una moto. No es el primer accidente que se produce en este punto, en la intersección entre las avenidas Antonio Machado y Telefónica, una situación que ha provocado que los vecinos reclamen la demolición de la rotonda. También Ciudadanos, sin representación en la corporación tras la expulsión de sus tres concejales, solicita su derribo. El secretario de Política Municipal de la formación naranja, Miguel Ángel Reyes, recuerda que la glorieta no cuenta con un ancho de carril adecuado e invade literalmente el paso de peatones de una de las intersecciones, por lo que pone en compromiso la seguridad del tráfico, y critica que «a todas luces se veía que el espacio no daba para una rotonda que cumpliese lo estipulado en las normativas y aun así se ha ejecutado».

Financiación

Desde la coalición presidida por el PSOE aseguran que la redacción del proyecto de esta rotonda se solicitó en abril de 2015 por el anterior equipo de gobierno del PP y alegan que mantuvieron la ejecución de las obras para no perder la financiación solicitada a la Diputación, que destinó más de un millón de euros para la realización de la glorieta y de otros dos proyectos en Benalmádena. Ramundo denuncia que la rotonda no contaba con el informe preceptivo de la Policía Local, encargada del ordenamiento del tráfico. Este documento fue solicitado recientemente y sus conclusiones confirman los problemas de seguridad que genera la obra. Desde el PP, sin embargo, afirman que la glorieta pertenecía al proyecto de remodelación de la avenida Antonio Machado, «sin la que tenía sentido». La prohibición de girar a la izquierda en sentido Fuengirola desvirtúa la función de la glorieta y ha provocado ya varios accidentes. Aunque el Ayuntamiento preveía tomar una decisión en el pleno de agosto aún no se ha llegado a un acuerdo sobre el futuro de esta obra, convertida en un nuevo punto negro en Benalmádena.

Fotos

Vídeos